Page 1 -
P. 1

Semanario de iníormación local                                            Año XVII Número 840

NUEVA                                                                                   Depósito L e « a l L -17 - 19SS
Tàrrega, 3 , Julio 1 9 6 0
                                                   niiiKiiitiiMiiiiiiMii  REGÀ
• lllUilMMnillllllMlliniMIIIIIIIIIIMülllllllMIIII                                   Precio: 1 peseta
                                                                                  ÍMúmero atrasado^ 2 peseias
                                                                                    iiiiiiiiiliiiiiiiiiiiiiiiiiiliiniiiiiiifiniiiiiiiiiiiiiiniiiii'iiiiiiii

OTRO                                                                      AVISO

      En la calle del Carmen, (unto a la plaza Mayor, se ha localizado un escape, no peque-
ño, del ag.ua que abastece la fuente; una larga zania puso al descubierto el estado lamenta-
ble de la tubería, que ha sido sustituida con diligencia que es de alabar.

      Una de tantas averías que no tendría importancia en sí, si nó fuera porque pone de
nuevo en evidencia el estado lamentable de las conducciones de agua, que viven ciertamente
de precario, y.a que los años de servicio no cabe duda que kan prescrito sobradamente, no
sólo en estas instalaciones interiores, del casco urbano, cugos lapsus van solucionándose
más o menos a copia de parches, sino además g principalmente en la tubería de elevación
desde el Canal, que en un aciago día puede ser causa g principio de una penosa abstención
en este servicio primerísimo.

      Se dirá que no han faltado solicitudes de empréstitos oficiales o subvenciones, de inclu-
sión en planos de aguda a municipios, g que no se ha descuidado; convenimos en ello, pero
debemos convenir también en que no se ha puesto toda la carne en el asador, como vulgar-
mente se dice, g que todo lo realizado parece más bien el propósito de cumplir el expediente^
que plantear el problema en toda su crudeza g señalar la urgencia de una solución defini-
tiva, radical, que aleie para muchos años esta amenaza que pende sobre la ciudad cual la
espada damocleciana.

      Y no sólo en el servicio de conducción, sino además en el abastecimiento, porque debe-
mos convenir también que ahora es harto insuficiente. Así lo reconoció el Aguntamiento al
restringir nuevas concesiones de dotación, pero hag muchas que no pueden desatenderse, g
unas tras otras son continuados pellizcos que se dan al servicio, g éste va acortándose en
sus horas de distribución, g los usuarios no reciben en mucho el caudal que en (usticia g
por derecho de propiedad les corresponde, con lo que para muchas casas es una verdadera
tortura la falta de un elemento que se precisa para la más elemental limpieza, la más
elemental higiene que exigen los criterios módernos de sanidad. Y gracias a Dios que nos
viene deparando unos años sanos g sin infecciones graves, que del contrario...

      Tàrrega parece inmersa, desde la:rgo tiempo, en un período de transición, de puro for-
malismo, de cumplir con lo del momento, sin afrontar ios problemas básicos que van acu-
mulándose en muchos aspectos, g que nos llevarán a un estancamiento que es la misma
muerte, porque, como hemos dicho en otras ocasiones, lo que se estanca, en ta vida, lo que
no se mueve g progresa, es signo de inexistencia, de aniquilamiento, de,muerte.

      Despertemos de una vez, g unidos, eso sí, unidos en apretado haz, preocupémonos que
Tàrrega reanude la marcha que en otros tiempos emprendiera con ambiciosa virilidad.
   1   2   3   4   5   6