Page 1 -
P. 1

J2ea:

                                                                *AI Eiabla CO~ D JiJan Aulina.

                                                                Llamanliento del Gobernador Ci.

                                             t)rgaao d.e A. C.  * *viL Cartas al Bireclol". EI
                                     Local y Comarcal'          *«Día del SelninarioD.
                                                                                                  Los últi-
BAÑOLAS, NOVIEMBRE 1956 - ~ffò XI - NtlM. 126
                                                                *mos del Lago. Era un dia de'

                                                                *fiesla .•. Venla·na Local •• Ecos

                                                                de la Gomarca.

, ., "A PIS·AR DEL co-munlsmo

Fué ayer PolonÍa. lEs-noy MungrÍa. Seral1 mañana les demas ptieblos sojuzgadas pgr las

do'ctrinas y las fur~ zas pervelJ~as del comunism.e Jos' que intentaran a cara descubierta, bor los.
meçiÏos a su a]oancet ofr-eciendo el peGho a la muerte, saèudir las cadenas, gritar iJ.{ respirat a los

GUalro vientos las ansias de una Jegiti ma y justÍsima libert-ad.

Perr/.ue ,"es (Elaro para tet/os q.ue el arden Rerturhado en l@s pueb10s no pueaé r~stablecerse

ni con el poder de las armas, portadoras, de la .muer:tej .-ni con la .vielencia impuesta a les cÍudada-

nQ~, que no puede so'focar: sus sentimientos' mas Ínf:ímos;ul eon teoría:s falaces, "que" o~ rRompe.n les

espiritus y violan 10s dereehos de la 19lesía y de 1a conciencÍa civil r cr,istiana" .. o

~I                                                                                         ••• A

AhÍ estirD, para demostrar la realidad de estas afirmaciGnes pevtificías, la desigrlallucha                   -

   a muert~ -de pueblos €nteros; puebloS' tra(JÍaÍonalmente crerentes de la Europa oriell.tal, que. ven

• ahogad,as en sangre sus ansias de intlependencÍa y libr~ tad, de va/ver li las prc~ ticas de fe de su:s

  aeJIlayores, de dar a s.us hijos la educación cristiana q;ue realmente les haga libres, . poder inv,ec¡:Jr-'.

  a Dies SiD miedo ?l.las bayanelas ni a la carcel en plazfl'S y calles, en <:.scuelas y centros de frabajo,

n~ el ~enp del h0gar y en Ja serenidad de las conci~ncias.                                                   -

           El caso de Hungl'Ía, como e1 de Polonia y rJemas paises que viven dia t-ras dIa la maror
tragedia ae.lfiS nl.1evos tiempos, per fuerza ha de conmove!' al mundo. FaltarÍa, si no fUe1'8 E/sí, e1

últimQ resto de amor a 111 verèlad que CristÓ nQS trajo. Y huhieran sida vanos X estéri!es dos mile-

nios de .cultura y 'de educaGión eristianas ..

           ,pero no. La fiu manidad entera ha sentida un profunda repu.dio haeia la ominosa- violC1cÍón

de fados los dereclios concu]cados por el mas perversa sistema que conocieron ]@s sIglos. 'En

. Hungvía, como en tantos olros paises esclavizadòs, sigue ~iva y despierta la 'conciencia de una

dignidady de un se.ntido del destino personal y nacional, que es radiealmente incompatÍbJe con la

situación infraqumana a que estan sometidQs. Sigue viva y despiert?1 la fe yel amor al Redentor,

que "moveran aún a esos pueblòs, a pesar del comunísmo",

           Junto al pueblo húngaro, "afligida pOT' tantos aelol'es y bañad0 con tanta sangre"', y junta

dea "los alras puebhiJs .de la Europa oriental, privada Sl1S libertades religiosas y civiles", estamos

tOd0S los cristia110S y fados los hombres amantes del pr0pio [uefa y dignidad ..

El esèandalo de los SiD fJi.ost que es el escandalo de la sangre y de las conciencÍas mal-
trecl1as, ha de estallar.forzosamente  en un clamor de espanto1 perD a la vez en una indignacÍón sin

límites. que sacuda las conciencias y aproxime a los hermanos.

Que las voces de fodos se ¡evanten acordes hacia Dios. Que todas las ,gentes-como pide

el Vicaria de Crísto-, en llls ciudades, en los pl.leblos y en los mas remotos casez'ÍosJ en cualquier

sítia donde resplandece la luz del EvangeJio, invoquen el paderos"isÏmp patrocinio de la Madre de

Dios. o Para que, al fin, brille sobre los puehlos que ~tiven barrares de pel'secución y de muerte la-

paz auténtica de ('rista, "fundada en la justicia, en Ja caridad y la jihertad de-bida".

                                                                                           (De ((ECCLESI A»)
   1   2   3   4   5   6