Page 1 -
P. 1

Año II                GRANOLLERS, 13 SEPTIEMBRE 1914                                                 Núm. 44

                                                                                                 l^""?¥3

                                                                                                   U

Número suelto. 10 cents.                              Saldftá los docniogos                  Trimestre, 1'50 ptas.

Los trabajos insertos en este periódico, se publican         Redacción y Administración   Anuncios a precios convencionales
  bajo la exclusiva responsabilidad de sus autores.   CALLE D E L LIRIO, núm. 2
                                                                                                        No se devuelven los originales

LENTES DE PRECISIÓN                                   PASEO DE GRACIA, 58, (JUNTO AL APEADERO)

                                                         Espectalidad en las fórmulas de los señores médicos oculistas
                                                       La casa nriás económica de Barcelona

Prúmoralidad fueron encomendados, impidien- darropía, pues el pueblo olvidar
                                           do, con valentía, que cualquier no puede que ambos son REINCI=
                                           desaprensivo proceda a su mal- DENTES.
                                                      versación.

Por fin, parece va a empren- Esta es la verdadera posición                                   E-COS

derse una tenaz •campaña mora- de los concejales que, sin miras

lizadora que dé al traste con la particulares, han ido al consisto-                           Pasó v-ertiginosa la Fiesta Mayor, arrastran-
política^ de absorción llevada a rio dispuestos a laborar en pro                          do consigo bullicio, alegría...

cabo, con notorio abuso, por el de nuestra villa; cualquiera otra De ella queda tan sólo un recuerdo; quizá
                                                      por ellos adoptada, habría de ca- una ilusión; tal vez, un desencanto... ¡Ah!
alcalde señor Tarda.

   A tal objeto, nó perdona me- lificarse de cobardía sin límites, En los castos oídos de doncella hermosa,
dios, la mayoría liberal de nues- yaque contribuiría sólo a alla- hallan eco todavía, ardientes promesas de
tro ayuntamiento, muy felizmen- narlos obstáculos con que pudie- apuesto galán... ¡Ah!
                                                      re tropezar el alcalde en el res-
te secundada por individuos de la                     baladizo camino emprendido con          El desvío, la coquetería de la amada, hicie-
corporación municipal que, sin                                                            ron sangrar él corazón del candido doncel...
comulgar en idénticos ideales manifiesto perjuicio para los in- ¡Ah!
                                                      tereses de Granollers.
políticos, consideran de primor-                                                              Y aquélla, la doncella hermosa de castos
dial interés, aunar esfuerzos que                        La misión que los concejales     oídos, bendice la Fiesta Mayor: ¡es tan feliz!.,.
sean bastantes para corlar abu-                       hanse impuesto, es de una escru-    ¡Ah!
sos e irregularidades cometidos                       pulosa fiscalización, al objeto de
                                                                                              El candido doncel, de ella reniega: ¡Sufre
                                                                                          tanto!... ¡Ah!

al amparo de impunidades más que la administración sea ver- ¡Esta es la vida!
                                                                                          .         CHILÓN (poeta)
o menos reales y siempre con dad; que no quepan amaños ni
                                                                                             @@
miras a fines particulares y en filtraciones, en los ingresos, que

beneficio de quien concibió la ad- sirvan para llenar uacíos, enga- <^: Al alcalde no le queda otro remedio que
                                                                                          aflojar el bolsillo y pagar a la «Pubilla» 40Q
ministración de un pueblo, como                       ñando con indignidad ai pueblo,     pesetas que la adeuda, según resolución judi-

medio eficaz para proporcionarse que tiene derecho a saber sisus cial.

un cómodo bienestar, importán- representantes han cumplidbj o De esta data vamos a sufrir un alcalde des-
                                                                                          dentado; ya que, según expresión muy suya,
dole un comino que, para conse-                       no, su cometido.  V^
guir su objeto, tenga que perju-                                                          «sacarle un duro, es sacarle una muela.»
dicar los intereses de aquellos                       Y no han de valerleal señor Son cuarenta duros... ¡cuarenta muelas!
que en mala hora le otorgaran su
confianza.                                            Tarda sus excelentes dotes de hacen- ¡Pobre alcalde! Podrá hacer la competencia

                                                      dista; Granollers ha de conven- al esclarecido orador «Noi de Tona».

                                                      cerse de su nefasta labor y ello       ©©

Al fin podrá ver Granollers ha de ser un baldón que pesará El matonismo impera bajo la capilla de
que en el Ayuntamiento se hace sobre-su vida •— llamémosla po- San Roque, según noticias que a nosotros lle-
                                                      lítica, -— llegándole algún chis-   gan,
obra positiva; que sus rnáñdata-
                                                      pago también al asespr de f uar*        t a gente de la «punxa» se nos vuelve «pin-
íiQ§ velan |)orlQsiíiíeresót|ue le§                                                       xa». |,01e.ja} ' -
   1   2   3   4