Page 1 -
P. 1

Año II.                                               GRANOLLEBS, 7 MAYO 1914,                            Ni'i n. 31.

             £éMMM * ^                                Saldr»® ios d o m i n g o s               C.,K4v«r ____

Número suelto. 10 cents.                                                                               Trimestre, 1'50 ptas.

Los trabajos insertos en este periódico, se publican         Redacción y Administración  Anuncios a precios convencionales
  bajo la exclusiva responsabilidad desús autores.    CALLE D E L LIRIO, núm. 2
                                                                                                       No se devuelven los originales

                                                               i%¥^• I * , • •                  JOYAS para bodas, con brillantes y
                                                                                                   diamantes.
                                                                 . ;?
                                                                                                CAMBIO por alhajas modernas de las
                                                      l&«kJX'  ' ^i              _ ' íi »^ «"I    antiguas, pagadas por todo su valor,
                                                               •S
                                                                                      ^g£L^L,^  Pueríaferrisa, í : Barceiona

                                                                                                (Junto a la Rambla)

                                                                                                Casa recomendada por la economía
                                                                                                   de sus precios.

Prd                                                   gar las causas de la recaudación tal suerte domina y saca prove-
                                                      irrisoria que por el concepto de cho «por mor» de la susodicha
    Sobre lo mismo                                    contribución industria! se obtie- agencia.
                                                      ne, hemos encontrado lo que si- Granollers se queja de mala

    Firmes en nuestro empeño,                         gue, y datos son que acaso de- administración: Granollers va de
con la vista fija en ei objeto a
conseguir — que ha de redundar                        bieran tenerse en cuenta:          cabeza a la ruina — como vul-
sólo en bien de nuestra villa — y
sin desmayos de clase alguna, a                       Que en nuestra villa hay un garmente se dice, de seguir por
pesar de la pasividad de quien o
quienes vienen obligados a coo-                       ((Centro (le Defensa industrial»; el camino emprendido.
perar, en la medida de sus fuer-
zas, en esta campaña emprendí                         Que en dicho centro se pagan Si los que rigen a nuestra vi-

da por EL DEMÓCRATA, que lia de                       cuotas diferentes (de una u dos y lla, no ponen cuanto puedan de

evitar la bancarrota a nuestro                        media pesetas mensuales);          su parte, a ñn de que todos y ca-
municipio, volvemos e insistimos
de nuevo sobre el asunto «de la                       Y qué — según se nos dice da uno de sus vecinos paguen al
contribución industrial».
                                                      — al venir a nuestra villa invgs- municipio lo que deban, por to-
   Hemos demostrado, en los ar-
tículos anteriores, que es, el mis-                   tigadoí'es de la Hacienda, en di- dos y cada uno de los conceptos
mo, fuente de ingresos no des-
preciable. ¿Por qué, pues, no                         cho centro, se ha hecho varias a que vengan obligados, lleva-
tratar de este asunto? ¿Por qué
                                                      veces un llamamiento a sus so- rán a nuestro pueblo a la banca-

                                                      cios, habiendo estos contribuido rrota, haciéndose con ello acree-

                                                      (según las cuotas que pagan) con dores al calificativo de cómplices,

                                                      un tanto, cuyo total se destina a por negligencia inexcusable, por

                                                      que un agente arregle, en la De- complacencias injustificadísimas

                                                      legación de Hacienda, la gestión o por falta de entereza de carác-

                                                      que dichos investigadores hicie- ter imperdonable.

                                                      ran. Ks esta nuestra honrada opi-

no ha de poner de su parte el No queremos comentariar so- nión.

Ayuntamiento todos los medios bre io expuesto. Muy lejos .está ¿Cual es la del señor Torras,

que a su alcance estén, afinde de nuestro ánimo atacar a la en- jefe de la mayoríaliberalde nues-

evitar la ocultación o el fraude tidad ((Defensa Industrial»; pero tro Ayuntamiento?

en tal ramo, si ello le perjudica sí creemos honrada mente que, de ¿Cual la de los concejales se-

y contribuye a la ruina de Gra- ser ciertos los extremos apunta- ñores Puntas (carlista), Pujol

noliers?                                              lados, mala orientación signe tal (reformista), y Riera (católico)?

¿Por negligencia? ¿Por com- centro, ya que en él se inclina al ¿Serán tan amables que la

placencias injustificadísimas? contribuyente a faltar a sus de- expongan?

No queremos, hoy, creer eso: beres de ciudadanía, nt^ígando el Ellos dirán.

preferimos creer que el Áyunta- apoyo material a que viene obli-

miento estudia la manera de dar gado por ley a prestar al muni-

solución a este «affaire».                            cipio, para coadyuvar a las car-

Por nuestra parte, hacemos gas del mismo, todo por ei afán

ponstar ^ue^ al inquirir; al inda y el interés áe algún vivo que de
   1   2   3   4