Page 1 -
P. 1

Año II.                                                 GRANOLl • !{S, 22 MARZO 1914.                                          Núm. 20.

Número suelto. 10 cents.                                            ![||L|H>iS''|f                            111©

  Los trabajos insertos en este periódico, se publican  Saldría los dooQÍngos                                       Trimestre, 1'50 ptas.
     bajo la exclusiva responsabilidad de sus autores
                                                                Redacción y Administración            Anuncios a precios convencionales

                                                        CALLE DEL LIRIO, núm. 2                                      No se devuelven los originales

         BüflflDO CüAÍ^O

         'Affaire" escandaloso

D eeClones catalanas

Por que f«í al disíriío de Granoliers : Yo, contra !a poiítíca de la «Lliga» y la «Lliga» contra mí : Mi
proclamación. Adhesión del conde de Romanones : Los señores Roig y Bergadá, Bosch y Catarineu y
la Peña Lliieral (?) : Pacto con el partido conservador. Los, señores Sandloinenge, Baladeres, Sagoier y
Camín : Berga, Vich y Granoliers : Manresa=Berga y Granoliers=Vlc!i=Casíel¡tersol : El conde de
Romanones aprueba mi conducía : El gobernador presta conformidad al convenio : Lealtad observada
por mí y por mis amigos : Deslealtad del Gobierno civil : Coacciones y atropellos : Lo que me dijo
el señor gobernador : Lo que hice yo a mi vez : Cuatro distritos perdidos para la Monarquía en la

                                 provincia de Barcelona : Consecuencias políticas

He dejado transcurrir unos días desde las les brindé mi humilde pero incondicional y ción de arrostrar las responsabilidades de ad-

elecciones hasta la fecha, para que, serenado decidido concurso.                                      ministración y gobierno nacional en días acia-

el espíritu, no pudiesen achacarse a pasión mis         Después de este primer paso, la suerte es- gos y funestos para la Patria, de ahí quevivan

palabras, ni a móviles bastardos mis manifes- taba echada.                                            del equívoco y en el equívoco.

taciones.                                                         * **                                    Convencido, además, de que la «Lliga Re-
    También pretendo que de mi pluma no                                                               gionalisla» no ha tenido ni tiene fuerza de opi-

broten ofensas, que ajeno soy a dirimir con-            La resolución del problema que yo tomaba nión y que todo su predicamento lo debe a la

tiendas por procedimientos rufianescos, y: si a mi cargo podía ser de consecuencias trans- beligerancia que los gobiernos le han concedi-

por tales alguien estimare las afirmaciones que cendentales para la futura actuación política de do (equivocación lamentable), a la misseenscé-

honradamente he de sentar, pruébeme la in- Cataluña.                                                  ne de que rodea su vida oficial y a una perfec-

exactitud de ellas y, al apresurarme a rectifi-         Acertada o equivocadamente, yo lo preser- ta organización que tiene la virtud de centu-

carlas, con la frente muy alta le pediré perdón. tia así.                                             plicar, aparentemente, sus anémicas legiones,

                                                        De otra suerte, la intervención de la «Lliga no estimé obra de romanos el desmoronar el

         * Regionalista» en la cosa pública la hallé siem- castillo de su poderío, que a mí se me antojaba

                                                        pre imprecisa e indefinida.                   de cartón.

    Más de dos años hace que a mí llegaron              Sin afirmación ninguna y sin programa, su     Era preciso socavar la base y a mí me cabía
distintos elementos políticos del distrito de
Granoliers, para pedirme amparo contra la ti-           existencia no tiene otra razón de ser que la su tal honor.
ranía brutal de que eran objeto por parte de
los patrocinadores de la política de la «Lliga          gestión qué produce la incógnita en que sus   La base política de la «Luga Regionalista»
Regionalista», importada en mal hora por el
socio don Buenaventura María Plaja, protec-             leaderes envuelven el último pensamiento, no se halla en la Diputación provincial.
tor y responsable moral de las demasías, atro-
pellos y desafueros cometidos.                          de una norma más o menos sabia, pero con-     La base práctica de aquélla, encarna en su

    Resuelto a intervenir personal y directa-           creta y determinada, que sirva de mejor régi- presidente, don Enrique Prat de la Riba.
mente en todo cuanto se refiriese a la política
de aquel distrito, que entendía y sigo enten-           men para lo futuro, sino de sus cerebros in-  Y don Enrique Prat de la Riba, cerebro de
diendo usufructúan los hombres de la «Lliga»
a virtud de títulos ilegítimos, tomé en consi-          quietos y enfermizos.                         aquella organización circunstancialista, es d i -
deración la justa querella de mis paisanos y
                                                        Y corno los mentores de la «Lliga» saben putado provincial por el distrito Grandlers

                                                        que el día que se vean obligados a precisar su Vich-Castelltersol,

                                                        personalidad, dejarán de tenerla propia para  Pues bien: en su propio feudo y en el de

                                                        ser reintegrados al o a los partidos políticos don Francisco Cambó, me propuse dar la ba-

                                                        que tanto calumniaron, aunque éstos y sus talla a la «Lliga Regionalista»,
                                                        hombres, con notorio más pudor y con más
                                                                                                                            *
                                                        vergüenza ciudadana, hajan tenido ia abnega-
   1   2   3   4