Page 5 -
P. 5

•Wanueva 7 OeltrA, 12 de Mayo de 1M2                                                        s

P9tdB la 9squ'ma

La mocita que partió hacia                    TOM/l y Ó^CA
             la ventura

     A una chica y a muchas personas              DOÑA MONTSERRAT GIRO DE                 —^¿Los fondos que se recauden en la
                                                                    GIBERT
   En aquel pueblo español, luz de sol y                                                  cuestación villanovesa se destinan con ex-
Albura de cal, tuvo lucar la escena. Ella,      El pasado día 5 se celebró en Barcelo-
mocita veinteañera de pelo negro y ojos       na el (>Día mundial de la lucha contra      clusividad a los vecinos de nuestra ciu-
grandes que al mirar deslumhraban; él,        el cáncer». Basta pensar conscientemen-
 un mozo casi en trance de dejar de serlo,    te unos instantes en la terrible plaga que  dad?
para entrarse por los caminos del vivir       tantos estragos ha causado a Ja huma-
donde aparecen las primeras canas.            nidad para sentir el más hondo de los       —No. Ingresan en un fondo común. Lue-
                                              fscalotrios.
   La vida en aquel pueblo del sur era                                                    go se destinan a la adquisición de mate-
triste, monótona, sin alicientes ni posi-       La señora Giró de Gibert, que preside
bilidades. Un horizonte cercano y de nu-      la Junta de Damas de la Asociación Vi-      riales y utensilios al servicie de la pro-
 bes bajas igualaba todos los dias. No se     llanovesa, nos habla hoy en esta galería
Veía un más allá. Trabajar, trabajar si       semanal, de la cuestación que tendrá        vincia. Dotación de instalaciones adecua-
 había en qué, sudar, comer y esperar el      efecto en nuestra ciudad el próximo día
 domingo, ¿para qué? Quizás para que vol-     20.                                         das en los Hospitales y en forma de ayuda
 viese el lunes y comenzar de nuevo la
 semana para trabajar, si había en qué,         —¿Qué motivó la constitución de estas     económica a ios interesados, según su ne-
 y esperar por la noche al novio perpetuo     asociaciones protectoras?
 que nunca podía dejar de ser novio porque                                                cesidad.                         ,,
 nunca se le arreglaban las cosas, y a pe-      —Un deber humanitario.
 sar de su bondad no podía hacer más ñi                                                   —¿Disfrutaron de esta ayuda los soli-
 podía ofrecer más. ¥ así pasaban los años      —Objetivo que persiguen?
 mozos de ella y asi pasaban los años vi-       —^Ayudar en lo posible a las personas     citantes?
giles de él. Un cuadro en gris sin que        afectadas.
 Se esperaran otros colores.                    —¿Cuál es la función estricta de la       —Cuando ha sido verdaderamente ne-
                                              presidida por usted?
   Fue ella quien tuvo el arranque: ¿para       —Actuar de mediadora entre el enfer-      cesariqa no les ha faltado.
4ué permanecer em el pueblo improduc-         mo y la Asociación Provincial sita en
tivo? ¿Para qué seguir con el novio bueno,    Barcelona, en la calle Marco Antonio, 14.   —¿Qué espera de los vlUanoveses en la
 Pero tan gris como el pueblo? Valia la         —¿Se registran muchos casos en Villa-
pena de lanzarse a la aventura y partir       nueva?                                      jornada del día 20?
h*cia aquella Cataluña de la que tanto se
 luMaba y en la que con tanta facilidad         —Afortunadamente no.                      —Que no nos defrauden en este amor
 podía organizarse una nueva vida.
                                                —^¿Cuántas curaciones?                    al prójimo que les es peculiar.
   Era preciso romper con todo aquello,
 ^''a preciso desdeñar amores y costum-         —Tres.                                    —¿Cómo preparan la organización de
^ e s , olvidar un poco lo bueno y pensar       —¿Procedimientos para combatir el
 *"> lo mucho malo que el pueblo le había     cáncer?                                     la jomada?
^ d o , y sin pensarlo más decir adiós a to-    —Uno de los más eficaces en la actua-
 ^ lo que hasta hoy ha sido su vida. Y        lidad es la bomba de cobalto.               —Mediante una postulación, en la que
 lo hizo. La despedida fue leal. Unas la-       —¿A quiénes alcanza la ayuda anti-
crimas vergonzantes que rápidamente se-       cancerosa?                                  colaborarán un g n v o de abnegadas se-
 riarán unas ideas ya férreamente arrai-        —Preferentemente a las familias nece-
gadas en el alma de la moza.                  sitadas.                                    ñoras, otro de encantadoras señoritas, b*-

   IZ' con un poco de nostalgia y un mucho      ^—¿Cómo se puede llegar hasta ustedes?    biéndose prestado asimismo un grupo ds
 de ilusión emprendió el viaje hacia la         —Aconsejamos que cuando se observe
 <ran aventura de dejar lo conocido, lo       un caso se nos comunique a través del       entusiastas enfermeras.
 bien amado hasta entonces: el novio,         médico. También puede hacerse en el de-
 el hogar, las veladas al amor de la lum-     partamento de beneficencia del Ayunta-      —¿Lo más esencial de la jomada?
 "f^t las amarguras, los sinsabores, las pe-  miento.
 ^'as y las alegrías, para ir en busca de un                                                —No tener en olvido que con la apor-
 trabajo honrado y constante y seguro en        —¿Y si el médico se olvida?               tación de cada uno se puede salvar a va-
 aquel país que se adivinaba de grandes                                                   rios.
 I|*Mtbindades, por lo que contaban los que     —^No los supongo tan desmemoriados.
 "acia él partieron. Y allí quedaban con                                                    —Si es así, vale la pena dejarse poner la
 Sos pegares y sus cobardías los que no su-                                               ((banderilla»...
 Wwon o no pudieron retenerla. Triunfó
 ^ carácter y la rebeldía del alma inquie-                                                                         F. CASSANY
 ** Que no se conformaba en vegetar y en
 fuvejecer al amor de la lumbre de aquel      VENDO PARCELAS en la "COLLADA"
 ^Car sin sol y sin hijos.
                                                                                    • l'SO ptas. p a l m o
    Uegada a Cataluña la joven rebelde
 *^bajó en la fábrica soñada. No podemos                                     Razón en esta Administración
 tablar de triunfos en una vida tan vulgar
 y corriente, pero se situó.                      Sugerencias...                          ca veraniega pase por el lado mismo de
                                                                                          nuestro importante Museo, pero han de
   Esto que parece un cuento, amigos míos,      Hay poblaciones Que voseen cosas o edi-   ser avisados con antelación, ya que si se
 ^ v e r d a d y yo lo explico para que en-   ficios de mucha menos importancia que       pone el letrero junto al edificio al darse
 **'>damos — los que aún no lo entienden—,    las que posea nuestra población, pero ha-   cuenta ya han pasado y difícUmente te
 cnanto valor hay en arrancarse de an         cen de ellas una intensa propaganda, que    retrocede para detenerse a visitar una
 Pneblo para ir a otro. Cuánta alegría hay    hace que si pasa por alli algún turista     cosa cuya importancia se ignora comple-
 *" esas mocitas que lo dejaron todo para     ya sea extranjero o nacional se detenga     tamente.
 *nfrenlarse con la vida. Cuánta desilu-      a visitarlas, y en cambio nosotros no da-
 " • * tuvieron que almacenar para aban-      mos importancia a las cosas que atesora       Radio Villanueva regcOa a sus protec-
'™*»*«" aquel pueblo, luz de sol y albura     nuestra población.                          tores, por sorteo, unas entradas de cine;
 ?• **!• en el que habían nacido y aden-                                                  no estaría mal cve también regalaran en-
 •'•J^e decididamente hacia lo ignoto.          Creo que seria necesario que a la en-     tradas para visitar nuestros Museos, par-
                                              trada de la población se colocara un le-    que me parece ^ue hoy quienes dejan-de
    Cuan bueno seria para todos compren-      trero de ta.naño regular que indicara que   iJisitaríos por no pacjar la entraría, quei
 ^'^ la personalidad de ésas mocitas- y no    a 200 metros existe el Museo Balaguer,      aunque muy módica, les parecerá un gas-
 ^«spreciarla, y valorarla, en lo que vale,   tanto entrando por la parte de Barcelona    to superfluo.
 Sí!f* '"*" ** todos. Hay mucha ttiateria     como por el lado de Tarragona, y posi-
 ^ m a , de gran calidad, en esos carac-      blemente serían bastantes los que te de-                                              C.Ri
 rf'es H se eneausan bien. Oj^á quietan       tendrían, pañi admirar las bellezas de
 utos y las hombrea haoerl*. Para taten de    nuestro Museo, y al darla ¡a tarjeta de        Vegaaios a i^Mir** tmamiSiptiO'
 ««as. Par» Uen I» toAH.                      entrada en la que se expresa que es va-
                                              ledera tara visitar el Museo del Castillo       ras oemuniqnaii oon la miy**
                 Dr. Manuel ECHEVASRIA        de lá Qeltrú no dejarían pasar la opor-
                                              tuTHdad 4e visitarlo. ";                        •fgaaola onalqaiar aaMpaHa,

                                                ííay que aprovechar ta oportunidad de         • n la Moapeión úal parlétftoo.
                                              que la carretera tan concurrida en te épo-
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10