Page 4 -
P. 4

Viltanaova y Geltiú, 31 de Marzo de 19ó2                                                    1

LIBROS ABIERTOS                                                                                                       i

                                                                 sión — ante la obra admirable. Silencio de frialdad ante lo
                                                                 pretencioso. Pero somos humanos. Debemos salir —apenas exis-

«LA INFINITA        MANERA»  DE JOSÉ         CRU5ET              te  otra solución— del     ideal claustro del  mutismo y testimo7iiar
                                                                 —   ahora — con llaneza     la gran palabra    de un poeta.

EN DOS TIEMPOS                                                      El libro «La infinita manera» de José Cruset está galardona'
                                                                 do con el Premio de Poesía Ciudad de Barcelona 1960. Se divi'

                                                                 ae en cuatro partes: La infinita manera. Poema de entonces,
                    (Pero ellos son asi, ellos no entienden de Muchacha de Jerusalén y Secreto afán.
                    Dios, ni de silencio ni esperanza.)
                                                                     La obra —a mi entender— es perfecta. De forma. En cuati'

PRIME-R TIEMPO: LA AUDICIÓN                                      to al contenido es el poeta quien debe juzgar. Me da la ímpre-
                                                                 sión que Cruset ha vimdo toda su vida con el íntimo —secre'

   Es difícil hablar después que el poeta ha dicho su poema.     to— afán de realizar la obra bien hecha. Con ésta ha consB'
                                                                 guido una plenitud: ha logrado la justa, precisa y necesaria eX'
   Recuerdo la lectura que José Cruset hizo de su libro —pri-    presión.
micias de su libro— en la Biblioteca Museo Balaguer. No sé
exactamente la fecha. ¿Era tal vez una mañana de invierno?          Con el acierto constante de la palabra Cruset recrea todos

¿Una mañana de verano? ¿Era el día prumoso? ¿Estaba el día sus horizontes. De esta manera realiza la cifra del circulo ce-
claro? José Cruset —me acuerdo cabalmente— con sus manos rrado de su persona. En algunos momentos me ha parecido que
sinceras en el aire daba la bienvenida a todos sus oyentes. Bien- Cruset ascendía peldaños de misticismo. Creo que, en conjun^
venidos los de arriba y bienvenidos los de abajo, bienvenidos to, no. Cruset repite las maravillas de su existir, inventaría vi'
los de ahora y bienvenidos los de siempre, bienvenidos los de vendas y recuerdos, elabora la creación de toda su íntima hiS'
la orilla derecha y bienvenidos los de la otra orilla. Yo trocaba toria. Está Dios, está el amigo, está ella, están las cosas en fun-

interiormente —después de la regalada audición de «La infi- ción de él. El hombre Cruset resulta para Cruset un asombro.

nita manera»— el «bienvenidos» por el «bienaventurados».         Lo hermoso es que Cruset sabe ir explicando primorosamente

¡Es tanta la inconveniencia de hablar después que el poeta este perpetuo y renacido encanto.
                                                                     Una galanura del libro radica en su sinceridad. No veo ama-
ha dicho su poema!

                                                                 neramiento en su obra. El poeta ha sabido ser fiel a cada ins-

                                                                 tante del tiempo y ha logrado con esta fidelidad el sentido

                                                                 exacto de cada momento.

                                                                     De las cuatro partes prefiero la primera: La infinita manera.
                                                                 Creo que es la parte más diferenciada del libro. Diría que —de
                                                                 lejos— la ternura enriquecedora de su San Juan de Dios ha
                                                                 inspirado al poeta más de un asunto. «Jeanne» (con tu para-
                                                                 guas enorme como un circo) e «Ignacio María» (estos mucha-
                                                                 chos velaron mi cadáver como pájaros) son los descubrimientos
                                                                 que pueden apartar más al poeta de su intimismo. Por lo me-
                                                                 nos son los dos únicos personajes reales —carne y hueso— que
                                                                 aparecen en sus cantos.

                                                                    El encuentro de Dios se hace definitivo. «Resulta que el poe-
                                                                 ma es otra cosa» ha sido el maravilloso hallazgo del poeta. Del
                                                                 poeta maduro (la víspera se aleja sin retorno— que compren-
                                                                 de que Dios «se hace visible y cierta su infinita — manera mo-
                                                                 delando la escultura— amarilla del cuerpo hacia la muerte».

SEGUNDO TIEMPO: LA LECTURA                               í-^.       Cruset — a pesar de no encontrarse alineado en la corriente
                                                                 social de la poesía de hoy— es un poeta absolutamente moder-
   Ahora ha llegado a mis marios el libro de José Cruset. Se me  no. 8u voz — su intima voz — llega al oído del hombre , Su voz — $u
Mee que haga un comentario, una glosa, un parcUñén. Me voy       íntima voz — la comprende el hombre. Su voz — su íntima voz — e$
dando cuenta que casi en todo negocio la única actitud proce-    la voz con que grita el hombre. Cruset tiene la gracia de poeta y su^
dente es el Silencio. Silencio de fervores ^en la presente oca-  decir resulta belleza y verdad. El hombre lo agradece.

                                                                                                 « Juo» CALLEJÓN

 jpwciloaiglrc^                              y segunda enseñanza a cargo de los P.P.           MUTUALIDAD PKEVISION SOCIAL
                                             Escolapios, habiéndose tomado resolucio-                            AOKARIA
Del Diario de VilIanneTa y Geltrú            nes que harán indudablemente adelantar
                                             mucho tan importante asunto.                     Se pone en conocimiento de los trabaja-
  2 de abril de 1862. — El «Orfeón Villano-                                                 dores Autónomos que a partir de esta fe-
vés» se ha puesto de acuerdo con la em-        Día 4. — Sabemos que este año se pre-        cha se hace entrega de sus Libretas de Co>
presa del Tivoli, para amenizar las fun-     para una lucida comitiva a salir la noche      tización para el año 1962.
ciones que se darán el próximo verano en     de Pascua a cantar lo que se llama las
aquel local tiue ha sido últimamente ob-     Caramellas. Pero como todo adelanta, es-         Villanueva y Geltrú, 26 marzo de 1961Í. —
jeto de recomendables mejoras. Mucho ce-     te ramo no ha podido quedar atrás y amén       El Presidente, Jaime Carbonell Soler.
lebramos, tanto por el estímulo que esto     de lujosos, pendones y engalanadas cestas,
podría servir para los jóvenes que com-      se preparan a repartir ramos de flores na-             SERVICIOS COOPERATIVOS
ponen dicha sociedad coral como para el      turales y poesías alusivas elegantemente
uúbüco que hallará este importante ali-      impresas. La música y los versos que sé          Se avisa a los socios que se procede a 1»
ciente más en unas funciones tan propias     cantarán son también nuevas y serán acom-      distribución de los anticriptogámlcos (sul-
de la temporada como las que en dichos       pañadas por orquestas.                         fato de cobre y azufre) para el tratamiento
jardines se dan.                                                                            del viñedo.
                                                                Transcripción" de A. U. G.
  Del mismo día. — Sabemos por conduc-                                                        Villanueva y Geltrú, 27 de marzo de 1963^
to muy autorizado, que está próxima a sa-                                                   El Presidente, Jaime CariNmell Soler.
lir la real orden aprobando el presupuesto
de gastos para el establecimiento del faro   LA CALIBRÁDORÁ MECÁNICA, S. L
y boyas en esta rada, cuyas necesidades
han sido atendidas por el Gobierno de                           FABRICA EN VILLANUEVA Y QELTRU
S. M. conformándose con lo informado
por la Junta superior del ramo.                    Barras calibradas de alta precisión, redondas,
                                                   exagonales, cuadradas, planas y perfiles especiales
  Día 3. — Anteayer noche celebró una im-
portantísima reunión la comisión nombra-                  PARA MAQUINARIA Y DECOLTAJE
da para establecer el colegio de primera
                                             Calibrado etpecialpara guía-tacos - Guias para ascensores
   1   2   3   4   5   6   7   8   9