Page 1 -
P. 1

Año IX                                   V ILLANUEVA Y GELTRÚ 27 DE J UNIO DE 1915                                            Núm. 414

            SEMANARIO REPUBLICANO FEDERAL

ÓRGA 0 DEL PARTIDO REPL:BLICA O FEDERA LIST !)EL DISTRITO DE lLL UEVA Y GE LTR Ú

            PRECIOS DE  SCÚPCIÓ              ,¡       REDACCIÓ Y ADMI NISTRAC IÓ                           (Pago adelantado)

Un mes                       o' So pe etas.   1              Centro Republicano Federal                    En primera plana, o'2o pesetas línea
Un trimestre.                                     P laza Con titución, 13 : Villa nu eva y Geltrú
                             1'So »          J¡                                                            En tercera » o' 1S » >>
  úmero suelto .                                                  TELÉFONO 531.
  úmero atrasado                                 Insértense o no los escri to que se remitan a la          En cuarta  » o' 10 »  »
                                                                                                           Comunicados » o'2o » »
                             o ' 1o ))              Redacción, no e devuelven los originales

                             0 ' 25  ))                                                            Rebaja a los suscriptores y según el número de
                                                                                                                            inse rci ones

L A CAUSA.                                                                                         neses? Absolutame n te na da y en
                                                                                                   cambio es indudable que esta masa

                                                                                                   antes entu s iasta y hoy indiferente

   Des pu es del fraca so qu e represen-         De aquellas campañ as de difama-                  ve ría con g usto la purificación.
tó para los repub lica nos tod os de         ción m utua, quedó un edimento de
Ba rcelona la última algarada .carlis-       desco nfianza co ntra muchos hom-                     .?vlientra esto no se haga duda -
ta, co n motivo de la llegada de Blas-       bres y es te sedimento no desa pare-
co Ibá ñ ez los di s tintos ó rganos de      cerá en much o tiempo, porque en                      mos mucho que los repu bl ica nos lo-
la prensa ha n preter1dido buscar sub-       medi o d e las calumnias y cm bu tes ,
terfu g ios, para ex'cusar que en un a       entre la infinidad de falsedades que                  )re n levantar la cabeza. Nada d epri-
ciudad como Barcelona u nas cuan-            propalaron los mismos republica-
tas docenas de jaimistas ha yan lo-          n os el público acó la impres ió n de                 me más J s espíri tu s que el con ven-
g rado perturba r e impedi r con la to-      que había en ello algo de cierto y
lerancia del gobierno una manifes-           este algo, aunque cien mil veces in-                  cim ie nto de ser ent:,a ñado. Nada re-
t ci n d s·mpatfa par ~ os ;:¡JiPdo ..       fP- ri r o e¡ ue la fa n ta ía u po ne ,
                                             existe, y estos hombres que prevari-                  pugna más a nuestro pueblo que el
   Pierden el tiempo nuestros cole-          caron en el ejercicio d e s us cargos,
ga quer ie ndo exc usar lo inexcusa-         que de la noche a la mañana de m o-                   servir de caballo blanco a unos cuan·
ble. Q ue Blasco 1bá ñez vi n icra co n      destos abogados o comercian tes se
caráct~r de rep ub lica n o o de turista     con irtieron en potentados sin ten er                 tos listos que a ·la so mbra de idea-
nos es igual. La cues tión es qu e unas
                                                                                                   les nobilísimos buscan resolver el

                                                                                                   problema de la vi da.

                                                                                                   Será m uy amargo lo que acaba-

                                                                                                   mos de exponer , pero es verdad.

                                                                                                   Creemos que un día u otro ha de aca-

                                                                                                   bar la farsa de engañarnos m ú tua-

                                                                                                   mente.

                                                                                                                                    V.

cuantas docenas de jaimistas se im- siquiera el decoro de cu ori r las a pa-

pusieran y que en u na ci uda d don-         ·ri encias continúan fig urand o en la                   Sl robar es una vergüenza, lovadlr nn pue-
de los rep ubl ica nos suman cie n tos       po lítica activa de Ba rcelona. ¿Q ué                 blo no podrá. ser una glorla. Sl matar es un
de miles, no salieran n i un cente-          extrañ o e pu es que el pueblo al que                 orlmen, matar muoho no puede ser una olr-
nar que a es tacazos les obligara n a        se hizo abrir los ojo se niegue a ho-                 ounstanola atenuante. Porque a loa ojos del
meterse en s us cubiles de donde dos         ra a obrar como ciego? ¿Q ué tiene                    Dlos Eterno no cambia la figura del asesino,
años atrás ni tan solo se atrevían a         de particular que se ret raiga si siem-               aunque lleve en ves 'del gorro del presldlarlo
salir.                                       pre le queda la duda de que sus ac-                   la oorona de un emperador.

                                                                                                                                         VÍCTOR HUGO.

¿La causa? No hay más que una : tos más d esi nteresados hayaquien

la falta de entusiasmo.                      los convierta en acciones cotizables?
D esalientoY nos parece que ya es hora de Bien están las un iones entre los

que Jos directores de la polít ica re- republicanos, pero ante todo hay Jam ás se ha visto tan clara como aho ra
publicana de Ba rcelona se preocu- otra labor pre vi a que realizar y es la la ficción política en que vi vimos . Vivimos

pen de este decaim ie nto .                  puri fi cación del republicanismo.                    en un régimen de opini ón. Pero no hay,

   Contribuyó en primer término al              El que los monárquicos antes y                     en realidad, opinión pública .
mismo las luchas con qu e durante            ahora los regionalistas haya n obra-                     No hay liberales. No hay apenas ciu da-
tantos años se desacreditaro n mu-           do lo mismo que muchos republi-
tuamente radicales y nacionalistas y         canos no es ninguna razón. Por esto                   danos. .. Quien tenga un espíritu reflexivo
la unión que más tarde pactaron no           principalmente se es republicano                      y un corazón patriota se ve condenado a
                                                                                                   la amargura de las lamentaciones estériles.

                                                                                                      Más va ldria calla r. Mejor haríamos en

logró levantar el espíritu de las ma- para obrar con más lealtad y más encerrarnos en un silencio fosco, conser-

sas, a ntes al contrario. Quizá fué pureza.                                                        vando dentro del alma una fe tena z, incon-
                                                                                                   mo vib le, casi fa natica en las virtudes y en
poco preparada la alianza , pero a Despues de todo ¿qué representa-                                los futuros destinos de nuestro pueblo.Tan
                                                                                                   desesperados del presente como seguros
nosotros nos parece que la ca usa. ría la eliminación de un par de do-                             del . pGrvenir... - que decía D. Francisco
                                                                                                   Giner.
principalfsima del abatimiento ac- cenas de hombres de moralidad du-

tual es otra.                                dosa para los republicanos Barcelo-
   1   2   3   4