Page 8 -
P. 8

EL HOMBRE INTERESANTIi,

     A guien dijo que el autobús era un               una expresión entre irónica y sarcás-     muchacho compañero de oficina o ve-
 lugar ideal para la observación y es-                 tica es, a mis ojo?, un personaje entre  cino de su calle, tiene en su naturali-
 tudio de las personas y hoy he podido                 trágico y ridículo.                      dad y espontaneidad, en sus tímidas
 comprobarlo. No precisamente porque                                                            atenciones e insinuaciones, un atrac-
 haya sucedido nada trascendental ni                      Yo sé que hace muchos años tuvo       tivo nuevo para ellas, un atractivo tal
 impresionante sino que un hecho tri                  su primer amor y por cobardía, por        que encierra múltiples probabilidades
 vial, repetido infinidad de veces en to-             cá culo, renunció a él enterrando con     de que un día no lejano, llegue a pare-
 dos los ambientes, por las especiales                aquellos sueños, la posibilidad de ser    cerles interesante de verdad.
 circunstancias que le han acompaña                   un hombre feliz dentro de una vida
 do, me ha movido a serias reflexione                 tranquila y sosegada. Y empezaron en-     NOTAS SOCIALES
 y consideraciones sobre los aspectos                 tonces una serie inacabable de aventu-
 de una cuestión en la que nunca me                   ras que al correr los años, le han con-      El día 25 del pasado mes, contrajo
 había parado a pensar.                               vertido en un ser escéptico para todo.    matrimonio Don Vicente Canut Xatart
                                                      Hoy día, el amor, la familia e incluso    con '.a Srta. María Granell Marimón.
    Viajaban a mi lado dos jovencttas,                la propia dignidad son cosas para él      Nuestra felicitación más cordial a ios
 Jindas, alegres, pizpiretas, como acos-              vacías y sin sentido. El matrimonio le    nuevos esposos.
 tumbran a ser las muchachas que no                   parece un absurdo, .lo cual no impide
 Llegan a los veinte años. En una para-                                                            Felicitamos a los esposos José Cabe-
 da, ya dentro de nuestro pueblo, se ha                que entre conquista y conquista, entre   llas y Antonia Piquet por el nacimien-
 levantado para apearse un hombre de                  un f irt y otro flirt, que para algo se   to de su segundo hijo al cual le será
 unos cuarenta años, bien trajeado,                   es un hombre interesante, arrastre una    impuesto el nombre de Ramón.
 apuesto y distinguido. Ha pasado ro-                 vida indolente e indecorosa...
 zando a las dos jóvenes, las ha mirado                                                            En la Ig.esia Parroquial recibió el
 de una manera ni distraída ni indife-                    Y mientras en un momento recorría     Sacramento del Bautismo ila niña
 rente aunque ha querido aparentarlo                  con la imaginación todos estos porme-     Montserrat Sutorras Nebot.
 y ellas, enmudeciendo repentinamente,                nores, una especie de sobresalto, algo
 le han contemplado absortas hasta que                como una revelación, me ha hecho              Igualmente recibió las Aguas Bau-
 ha desaparecido. Entonces, ha venido                 caer en la cuenta de los falsos espejis-  tismales el niño Francisco Fuentes
 el comentario: " E s el del otro d í a . . .         mos con que el mundo nos deslumhra,       Nuñez, tercer hijo de Don Marcial
 E s aque] hombre tan i n t e r e s a n t e . . . '.  al mismo tiempo que me preguntaba:        Fuentes y Doña Ana Núñez.
                                                      ¿No serán así todos los hombres inte-
    ¡El hombre interesante! ¿Quién de                 resantes? Ciertamente el hechizo que         Felicitamos a los venturosos padres
 nosotras ha podido sustraerse al en-                 ejercen sobre las mujeres radica casi     de los nuevos cristianos.
 canto y la atracción de este ser abs-                siempre en esta atmósfera novelesca
 tracto e indefinible? ¿No es verdad                  que los rodea, en esta mezcla de cinis       En la acostumbrada peregrinación
 que en una época de nuestra juven-                   mo y galantería con que a fuerza de       diocesana anual a Lourdes, hubo este
 tud, todas o casi todas, hemos soñado                largas experiencias han aprendido a       año una nutrida representación de Es-
 con un hombre maduro, de sienes pla-                 tratar al bello sexo.                     plugas, constituida por:
teadas, de mirada fría y penetrante?
El hombre interesante, héroe de tantas                   ¿Que dirían mis jovencitas si pudie-      Rdo. Don Esteban Carbonell, Pbro.
novelas rosa y encarnado en la pan-                   ran mirarle como yo? No se; pero tal          Rdo. Don Jorge García Díe, Pbro.
talla por infinidad de astros cinemato-               vez si son románticas y creen en el           Sr. D. J o s é M.* Poyatos y señora.
gráficos, cautivó nuestro corazón con                 amor, convendrían que un itipo así           Sra. Josefa Llavinés, Vda. Flaviá.
su ceño fruncido, las incipientes arru-               ofrece pocas garantías de felicidad          Sra Rosa Masagué, Vda. Flaviá.
gas de su rostro inescrutable, su son-                para ellas que en todas las aventuras        Sra. IsabeJ Massagué, Vda. Bruilas.
risa escéptica y, hasta en alguna oca-                sentimentales que bullen en sus cabe-        Srta. Montserrat Baró.
sión, el humo de su pipa que le sen-                  citas, no pueden poner otro apotéosis        Srta. Mercedes Brillas.
taba maravillosamente...                              que los acordes melodiosos de la mar-        Srta. M.' del Carmen Castells.
                                                      cha nupcial                               y la niña Conchita Castells.
   Desde luego las patarras de las mu-
chachas no podian extrañarme ni es-                      Y tal vez aprendiendo a mirar de es-      Cumplióse además con ésta treinta
candalizarme. No está.i ¡odavía tan                   ta manera, observarían que aquel          veces que nuestro historiador Mossén
lejanos como para ser oividndos aque-                                                           Carbonell acompaña a los enfermos
llos días en que sentí y pensé como                                                             a estas peregrinaciones, habiendo os-
ellas. Por eso, las consideraciones y                                                           tentado con tal motivo y en conmemo-
reflexiones no las ha motivado el co-                                                           ración a ésta efemérides, el distintivo
mentario si no el hecho de que aquel                                                            que fcevó la primera vez, hace 30 años
individuo que puede para ellas y tal                                                            en lugar del aotuail.
vez muchas más, convertirse en ed pro-
totipo del hombre interesante, a mí me                                                             Todo este grupo pasó unos días de
produce una desagradable impresión                                                              gran recogimiento y fervor mariano,
porque no me es desconocido.                                                                    quedándoles un recuerdo intenso y
                                                                                                profundo de esta grandiosa manifes
   Con sus cuarenta y tres años, su ele-                                                        tación de fé.
vada estatura, su porte distinguido y

8
   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12   13