Page 5 -
P. 5

El                                                    ¿Es beneficiosa o per-
      mío                                             judicial la Inflación?

    Esta v e z , habida cuenta del fulgurante            La práctica, sinónimo de positiva sabi-                     privaciones y de una vida austera, corre
resplandor que estas fiestas encierran tan            duría de todas las artes, es la que en de-                     el p e l i g r o , en esta g e n e r a : i o n , de ver frus-
tiernarnene en el alma de los niños, ha               finitiva nos enseña los caminos a seguir                       trados sus dignísimos t si cierzos de toda tu
querido uno buscar al a z a r , un pequeño            si queremos salir campeones en esa ca-                         juventud al quedar inutilizados sus sueños,
que contestara por lodos y embadurnase                rrera de obstáculos que en definitiva es la                    la hidra de siete cabezas que es la infla-
la entrevista con esa mielecilla que dest¡la          vida. Las experiencias de los que nos pre-                     ción de una moneda, lenómeno que suce-
el candor y la ingenuidad en la g e n t e me-         cedieron, sean éxitos o fracasos, son apro-                    de cuando no hay la j f i c i e n t e confianza
nuda. Ha gestionado el que escribe un di-             vecharas por nosotros en lodos lds actos de                    en su poder adquisitivo, pero he aquí que
minuto coloquio con un vecino caballerete             nuestra existencia y alguna de esos actos                      cuando esto sucede, toda la nación vibra
de seis años. Todo ha ido bien, hasta el              servirán de punto de partida o experiencia                     y se ponen en movimiento lodos los capi-
                                                      para futuras actuaciones.                                      tales que antes permane-, lan inactivos, in-
momento patético, en que nuestro posible                                                                             móviles en las cajas de Jos bancos. Se cons-
interlocutor se echa a llorar muy decidido,               Veamos, pues, en la práctica, el perjui-                   truyen casas, por tanto hay que fabricar
sin "que caramelos ni galletas consigan di-           cio o beneficio de la inflación de una mo-                     más ladrillos, más yeso, cemento, made-
suadirle de su resuelta actitud. Ha fallado           neda en un pais. Cuando mi n i ñ e z , los                     ras, hierro, tuberías de plomo, mármoles,
el asunto. Pero bueno, como también por               maestros nos inculcaban la virtud del aho-                     vidrios, etc., luego estas casas hay que ha-
casa anda un chico de la edad requerida               rro, y Dios me libre de decir que ha de-                       bitarlas por tanto habrá que fabricar mue-
que como sus coetáneos puede esgrimir sus             jado ile serlo, otra cosa es discutir el icn-                  bles y enseres domésticos, creando este
conceptos al respecto, tonta uno las cuar-            tldo práctico del ahorro con vistas a largo                    enorme movimieno, necesidad de nuevos
tillas, se pone serio y va derecho al grano.          plazo. Quien ahorra moneda tras moneda,                        negocios, no hay paradas y el factor hom-
                                                      con el laudable propósito de encontrarse                       bre o digámoslo en términos más encu-
    — V a m o s a ver. ¿Qué puede esperarse de        en la v e j e z con un capitalito, producto de                 biertos, el factor trabajo obtiene un valor
un niño que se t r a g ó un >apón, media hoja                                                                        positivo ya que tocio el mundo quiere ob-
de afeitar bien mascadita, se hecho por la                — B u e n o , ¡basta cfc tanto ruido! Ya ha-               tener producción.
cabeza jugando con unos amigos una olla               blaremos despacio de esos aviones. Ahora
 de agua hirviendo, y no hablemos de chi-             vas a decirme qué es lo que te gusta iiiás                         No sueede asi cuando la moneda está
 chones recibidos                                     de estas fiestas.                                              estabilizada, o dicho de otro modo, tiene
                                                                                                                     más valor que el trabajo. Entonces nadie
     —¿Qué puede esperarse?... Yo no sé...                — P u e s el pesebre con una estrella y mu-                compra más que lo indispensable, el que
 pues que los Reyes le traigan muchas co-             chos corderos, un Nacimiento de los gran-                      construiría una casa no lo nace con el mie-
 sas... será eso.                                     des, cantar aquello del " r a b a d á " , comer                do de que los materiales vriyan aun más
                                                      mucho turrón de chocolate, dibujar una fe-                     baratos, o bien opta por encerrar su dine-
     — S e r á eso si tú prometes ser muy jui-        licitación y luego... luego...                                 ro pensando que siempre estara a tiempo
 cioso y estudiar mucho. v dime, ¿qué sien-                                                                          en invertirlo bien. Este periodo es el ideal
 tes esa noche tan azul en que ios Magos                  — L u e g o , ¿qué va a ser luego?                         para el que posee una colocación f i j a , llue-
 van de balcón en balcón a dejar sus ju-                  — L o s Reyes con todo lo que pedí en la                   va o truene y para el que pueda ahorrar,
 guetes?                                              carta... Un auto asi de grande, un balón                       pero es un calvario para el albañil, el car-
                                                      de reglamento, una máquina de cine, un                         pintero, el c e r r a j e r o , y en f i n , para todo
     — ¡ U y ! Mucho miedo... porque llevan ca-       t r a j e de " s h e r i f f " , cuadernos de dibujo un        aquel obrero sujeto a la fluctuación del
 mellos negros de " L a s minas del rey Salo-         tren eléctrico con muchas vías, un... avión,                    trabajo, que ve con amargura que con ga-
 m ó n " . Y si me duermo pararán de l a r g o . . .  un caballo con ruedas un...                                    nas de trabajar no encuentra quien le de
                                                          — ¡ E h ! , que los pobres Reyes no pueden                  un jornal, quien tenga más de cuarenta
     —Claro que no dejan nada a los nenes             llevar tanta c a r g a ! y no ?on tan ricos como               años sabe cuán cierto es lo dicho.
 que no duermen, dime, ¿qué vas a ser                 para tanto...
 cuando seas mayor??                                      — P e r o el maestro dice que si uno es                         En cierta ocasión hace ya muchos años,
                                                      bueno le traen la que pide...                                   efectué un v i a j e a la provincia de Soria y
     — ; ¡Aviador!!                                       —¡Pero hombre tanto...!                                    comentando con un compañero de v i a j e ,
                                                          —¿Es qué yo no soy bueno y aplicado?                       hombre sencillo de unos cincuenta año¿
        —(?)                                              — P u e s . . . si... sin duda io eres bastan-              pero con mucha experiencia ed la vida,
                                                      te, pero a m i g o , son ;r:uchos juguetes y                    según pude comprobar, la pobreza del am-
     — j A v i a d u r de un avión cohete!            hemos de pensar en tus hermanitos tam-                          biente que atravesávamos, me dijo las si-
     —¡Estamos aviados! Músico, relojero o            bién.                                                           guientes palabras que siempre he recor-
 ingeniero es mejor hombre...                             —Pues yo quisiera todo eso... papá. .                       dado: « J o v e n , si quiere ganarse la vida
     — ¡Aviador papá! Lo otro no me gusta.                 (Pucheros).                                                no se apee en donde una gallina vale quin-
 Los aviadores, chiuuuuuu... van a todo                   Y uno, como todos los padres, respira                       ce pesias, apeése donde valga cincuenta».
 gas... rettttssss...                                 a fondo y dice:                                                 Claro que la inflación acorta el poder ad-
                                                          —¡Vamos... vamos hijo, no vayas a llo-                      quisitivo de un jornal, pero aquí es donde
                                                      rar ahora. ¡Todo se arreglará!                                  el Gobierno puede hacer gala de sus acier-
                                                           Y es que ante esas lochas, no hay pre-                     tos tomando medidas que equilibren una
                                                      supuesto que se resista.                                        cosa de otra. En f i n , lo d e j o a la consi-
                                                           ¡Es bello mantener tan cloradas ilusio-                    deración del que leyere.
                                                      nes!...
                                                                                                                                                                          S. C. Riera
                                                                                                       GARCIA-GRALU

                                                                                                                     15
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10