Page 3 -
P. 3

... V en la                                     Misiva de Don Floripondio
tierra paz
                                                A Maese Pedro Bosch, Bachiller
     Por encima de todas las cosas de esta          en Historia.
 vida, existe « a l g o » que forzosamente de-
 be constituir nuestra norma y nuestra              Quedáronse muy atrás de puro viejos                        más alimenticias si se tiene en cuenta que,
 guia en este v i a j e que representa el paso  aquellos fermosos tiempos en que, en lle-                     adquirida ha sido la cesta pos suscripción
 del hombre por la tierra. Y ese « a l g o »    gando estas fiestas de la Navidad, llamaba                    pública.
que tantas veces intentamos en vano igno-       orondo y satisfecho a nuestros lares el
 rar, es al mismo tiempo que una norma          simpático basurero, el cual, después de                           Quedáronse muy atrás de puro viejos,
un mandato; es un Mandato Divino que            curvarse rcverenciosamente, hasta el pun-                     repito, aquellos fermosos tiempos. Llaman
como tal, no debería sor olvidado en nin-       to de romper los tirantes, entregábasenos,                    agora a la aldaba, basureros, carteros, se-
 gún momento de nuestra existencia.             entre sonrisas y zalemas, un fresquito ra-                    renos, amén de otros muchos de cuyo
                                                millete de rábanos adornado con sus cua-                      nombre no quiero acordarme. Nadie re-
     ¿Qué ocurre pues?, ¿cómo puede expli-      tro hojitas de apio, de forma que gloria                      parte ni trae maldita ia cosa. Todo lo más,
carse el que el hombre, en determinados         daba el contemplallo.                                         traen una bonita bolsa, en donde van me-
 momentos de su vida, pueda obrar ha-                                                                         tiendo las pesetas que, bachilleres y filó-
ciendo caso omiso de todas aquellas nor-            Vuesa merced recordará, si le place,                      sofos reparimos, y se van tan ufanos, de-
 mas que le habrían de conducir al propio       el buen sabor del añejo vino, regalo de                       jándonos más pelados que un quinto.
 bienestar y al de sus semejantes en lo         nuestro ilustre vinatero, el cual, gozába-
 moral y en lo espiritual? ¿Cuándo sera         se como un bendito de rcpartillo sin co-                           Vuesa merced, como bachiller en Histo-
que el hombre llegue a comprender todo          brar una gorda, asi fuera una sola vez al                      ria, vea si algún filósofo ha rifado algo o
el sentido, y el extraordinario alcance de      año.                                                           pedido alguna vez en su vida. Si hay pre-
aquel Divino Mensaje?: « G I O R I A A DIOS                                                                   cedente, comuniquelo presto, pues aún
 EN LAS ALTURAS Y EN LA TIERRA PAZ                  Agora es disinto. En llegado que ha el                    queda tiempo para rifar sea un par de
A LOS HOMBRES DE DUEÑA VOLUNTAD».               progreso que ya tumba patas arriba la                         calcetines. De este modo, veremos de pa-
                                                buena voluntad y allá salen arreando, ve-                     sar unas Pascuas gratis y luego, cantare-
    ¿Es que hemos de considerar perdida to-     loces más que el viento, toda clase de ba-                    mos a coro: Paz en la tierra a los hom-
da esperanza de que algún dia verán las         sureros, vinateros, amén de otra clase de                     bres de buena voluntad.
.futuras generaciones aquella era de paz        vendedores que en su amino hallaron, ca-
 tan anhelada por la hamunidad? ¿De qué         mino de la imprenta, en busca de no sé                            Queda muy humilde servidor de vuesa
 nos van a servir todas las ventajas y co-      qué clase de cartulinas. Y llévese el dia-                    merced,
 modidades que se derivan de los grandes        blo los rábanos, el apio, el vinazo y las
 inventos que la vida moderna nos ofrece        otras zarandajas, pues maldito el negocio                                                                            QUIMUS.
dia tras dia?, y todas las conquistas quo       que se hace con ellos, por ser regalo de
 la ciencia humana consigue con una ra-         buena voluntad.                                               U LTI M A H O R A
 pidez asombrosa si en su gran mayoría
— p o r una sarcástica paradoja— vienen a           Otrosi, y vuesa merced señáleme sin ye-                                               FUTBOL
 despertar nuevos recelos avivando todos        rro, es la rifa de la cesta opulenta, con los                     Resultados de los encuentros:
 los que existen. No ;eria más práctico, e      sus lazos coloridos y ••us virutitas de pa-
 infinitamente más cristiano inventar me-       pel brillantina, a cuya vista bizquean y                          Dia 23 de noviembre Júpiter,. 2 Esplu-
 nos y comprender más? Comprender todo          ruedan las niñas de los ojos. Merca vuesa                     gas, 2.
 el valor de los pequeños detalles; sentir      merced dos dellas bien repletas, y en ha-
 la dulce inquietud de los momentos so-         ciendo numeritos, cuantos más mejor,                              Dia 7 diciembre Esplugas, 4 Chut, 2.
 lemnes; identificarse plenamente con el        xéndanse rápidamente, pues cabido es que                          Dia 8 de diciembre F. 1. A. T. C., 2 Es-
 verdadero sentido espiritual de la vida;       el cristiano, gústale de ir coleccionando                     plugas, 1.
 presentir los albores de i;n mañana me-        números, y ya está. Ya tiene vuesa mer-                           Dia 14 de diciembre S. Gervasio, I Es-
 jor, límpido de recelos, sin rencores, s^n     ced una cesta rifada con lo que la otra                       plugas, 2.
corrupciones que manchen la dignidad            sálele de balde y g o z a con su familia toda,                    Con cuatro puntos de ventaja sobre sus
 humana; no seria mejor — r e p e t i m o s —   de unas Pascuas pantagruélicas, mucho                         inmediatos seguidores, el Esplugas es el
comprender y saber comprendernos?; en-                                                                        conjunto favorito, para adjudicarse el ti-
 tonces nos daríamos cuenta de lo poco          que todo lo corrompe. Spber comprender;                       tulo de campeón del Grupo XI. Según el
 que somos, pues en nuestra comprensión         sinónimo do buena voluntad, 'aturarse del                     papel, la U. D. de Esplugas en sus cinco
 se abrirían los ojos del aíma que son ios      espíritu del Divino Mensaje.                                  encuentros que le faltan para el final de
verdaderos, los que nunca engañan, y a                                                                        esta competición, es francamente optimis-
 través de su luminoso resplandor, podría-          Hasta qué punto habrá llegado el des-                     ta. Tiene que recibir en su propio feudo
 mos ver a todos los que si fren y necesitan    concierto entre los mortales, que en nues-                    Municipal las visitas de los Zamorana, co-
 de nosotros; contemplaríamos todas !as         ro inmenso delirio en pos de una fórmu-                       lista del grupo, F. I. A. T. C. y Júpiter;
 miserias de esa vida que lia visto levan-      la de convivencia humana, no alcanzamos                       en cambio tiene que visitar los terrenos
tarse grandes imperios para derrumbar-.e        ar comprender la única vt idad, no nos da-                    de Salutense y Oiivereta de Sans. Por tan-
 estrepitosamente; contemplaríamos tam-         mos cuenta del único camino que nos fué                       to las posibilidades del conjunto local son
 bién lodo lo que tiene de superfluo y es-      señalado hace ya veinte siglos; es un ra-                     muy esperanzadoras para el adjudicarse el
téril el poderío que pretende sotenerse so-     mino tan llano y tan sencillo, que no hay                     preciado titulo de Campeón de Grupo.
 bre las bases que tienen su erigen única-      quien pueda perderse en é l ; ;jasta con se-
 mente en el materialisnp), en el orgullo,      guirlo mirando en lo Alto, y t-n el pensa-                    PANADERIA   y
 en el odio •• rencor, y en la vanidad          miento y en el corazón, la Buena Volun-
                                                tad.                                                          PASTELERIA

                                                                                        Juiin tirillas Vilá.  $an Cosme

                                                                                                              L. Miró, 121 ESPLUGAS T. 50

                                                                                                                                           a
   1   2   3   4   5   6   7   8