Page 3 -
P. 3

VERANO Y VERANEO

   También los que no podemos ir de        que nos vemos obligados a contemplar      alma de los no veraneantes para so-
veraneo tenemos "nuestro corazonci-        con la màs estoica designación la feliz   brellevar con resignación todas aque-
to", y por mas que tratemos de disi-       partida de una tan importante frac-       llas adversidades que son consecuencia
mularlo, una chispita de "celos mal re-    ción de nuestros semejantes, rumbo a      lògica de la vida misma y que en el
primidos" asoma a nuestro pensamien-       las montanas y a las playas, no nos        fondo no tienen màs trascendencia
to cada vez que una de nuestras amis-      queda otro recurso que el de tratar de    que toda la que nuestro estado de àni-
tades nos obsequia con el disco vera-      hallar algún atenuante que mitigue        mo les quiera conceder, y como sea
niego de rigor:                            nuestra pena, y en vez de sumirnos en     que todos en la vida vivimos de ilu-
                                           la desesperación, nos deleitamos ali-     siones (y el que no es asi no vive),
   —Bueno, chico, creo que ya no vol-      mentando nuestro optimismo al com-        ilusionémonos, pues, ante el otono que
veremos a vernos hasta la vuelta; si       probar el perfecto funcionamiento de      se avecina que es el término medio de
Dios lo quiere, la semana pròxima nos      nuestro organismo, que todas las vís-     la vida, y es también la estación màs
vamos, esto no hay quien lo aguante,       ceras del mismo cumplen su cometido       propicia para la meditación y el sosie-
ya tendra s noticias...                    con perfecta regularidad; o sea que ni    go, y de paso invita a preparar activi-
                                           el agua tal es necesaria para que fun-    dades eficientes para la causa de la
   Esto en el terreno familiar o de amis-  cione el rinón, que el dispositivo hepà-  cultura.
tad. Y en el de los negocios:              tico no precisa de tal o cual estimu-
                                           lante para que su eficacia sea comple-       Asi, pues, al recibir a parientes y -
   —Nada, hombre, estos meses de           ta; que el pulmón cumple también su       amigos a medida que vayan regresan-
agosto y septiembre, ni hablar; ;cual-     cometido sin reclamarnos un solo mi-      do de su veraneo, simultàneamente con
quiera para aquí, esto es morirse, es-     nuto màs de descanso que el tíempo        las manifestaciones de simpatia, ex-
te calor no se puede aguantar! Tengo       que nuestras ocupaciones le han tasa-     presémosles nuestro firme propósito
la família fuera hace ya tres semanas      do, que nuestro sistema nervioso es el    de reemprender juntos todas aquellas
y voy a reunirme con ellos uno de es-      mejor de todos los sistemas... Que en     tareas que conducen a la consecución
tos días para no regresar hasta últi-      estos tiempos, i qué màs puede pedir-     de los bellos ideales que inspiran to-
mos de septiembre; para entonces ya        ss? En fin, que ante una tal halagüe-     dos los actos de nuestra vida, sin los
nos veremos y hablaremos con calma         na realidad, hemos de dar gracias a       cuales ni la primavera tendría flores,
del asunto...                              Dios por habernos dotado de un cuer-      ni el verano tendría santido, y el otono
                                           po sano a prueba de veranos e invier-     dejaría de ser la estación ideal, ya que
   Y sale uno a la calle descorazonado;    nos y agradecerle también este grado      el frío del invierno se eternizaría en el
y para colmo de ironías, pegados a la      de serenidad que sabé infundir en el      alma del hombre.
metàlica ondulación de las puertas, le
miran descaradamente a uno por todos                                                                               Juan Brillas Vila
lados como si fuera un verdadero ejér-
cito de burlones ojos, una gran profu-     Lo nuestro y lo extranjero
sión de letreritos blancos en los que se
puede leer: "Cerrado por vacaciones."        Es muy frecuente el que tengamos        targo, y que la dificultad en comprar
Llega uno a casa y ve aumentada su         que oir en labios de muchos compa-        aliende fronteras, nos incitase a pro-
habitual correspondència con las consa-    triotas, frases despectivas hacia todo    ducir màs y mejor, gracias a que
bidas postales: "Desde tal... te man-      lo nuestro, comparando nuestra vida a     nuestra raza produce actualmente tan
do esta vista panoràmica." '-'Desde        la de naciones que jamàs visitaron,       buenos médicos, ingenieros, arquitec-
cual..., donde lo estamos pasando es-      siendo ello muy lamentable y que me       tos, mecànicos, químicos, etc., como en
tupendamente, te mandamos..., etcè-        ha causado màs de un disgusto.            épocas gloriosamente pasadas tuvimos
tera, etc.' Y otro dia son los vecinos                                               descubridores, navegantes, literatos y
del lado que este ano también se van          No quiero decir con ello que consi-    pintores de fama universal.
de veraneo por mediación de una fa-        dere perfecto a todo lo espanol, pero sí
mília con la cual se conocieron en la      de que somos uno de los pueblos que          Me movió a escribir esta crònica el
cola del racionamiento (cuando aque-       màs ha hecho en pro de la cultura y       contemplar en la Rambla de Barcelona
llos tiempos), y ahora tienen una ca-      la civilización humanas. Es verdad que    a un par de turistas: uno, gordo, de
sita alquilada en Villaencantada de        tenemos lacras y defectos sociales y      unos 45 anos, camisa fuera de los cor-
arriba, donde los ninos se han puesto      regiones atrasadísimas, pero i qué país   tos pantalones y con màs flores pinta-
como unos verdaderos atletas. ;Y qué       no los tiene?                             das en ella, que no posee nuestro ami-
diremos de los ninos y| ninas bien! (és-                                             go Serra en su colección. El otro, màs
tos ya forman capitulo aparte) que a           Otra cosa es cuando se dice que       joven, le daba el brazo, y en camise-
su regreso, con su piel bronceda, le       somos pobres. Esto es una realidad,       ta, en la que ostentaba una vista es-
miran a uno casi despectivamente a         pues carecemos de colonias para ex-       tampada de un playa con una banis-
través de sus gafas ahumadas, y se         plotar en nuestro beneficio, como muy     ta debajo- de una palmera... en suma,
sumergen de nuevo bajo las aguas de        "democràticamente" hacen algunas na-      un espectàculo muy edificante (;!).
su veraniega personalidad a lo "Me-        ciones europeas.
mé", "Tití", "Joe", "Loló" y otras ca-                                                  Ignoro su nacionalidad, probable-
pitales de provincià, como si los nom-        Lo que ocurre es que ell clima de pe-  mente francesa. Pero si éstos, y doce-
bres de Mercedes, Maria, Jaime o José      simismo que fué difundiendo nuestra       nas de miles màs que vemos a diario
fueran piezas de museo y el Sacramen-      prolongada decadencia, ha ido imbu-       por las calles y carreteras espanolas,
to instituído por San Juan Bautista        yendo a las gentes sencillas de que to-   son representantes de la màs adelanta-
fuese letra muerta.                        do lo extranjero es mejor, hasta aho-     da civilización, que Dios bendiga a es-
                                           gar nuestra personalidad e incluso        te arcaico rincón de Esplugas que me
    Como queda dicho, pues, para los       nuestra indústria.                        vió nacer y también a mis padr.es, por
                                                                                     haberme educado con tanto "atraso".
                                              Tenia que venir la ocasión de nues-
                                            tra guerra y la mundial, para que la                                             S. C. Riera
                                           indústria espanola despertase de su le-

                                                                                     3
   1   2   3   4   5   6   7   8