Page 1 -
P. 1

DIARIO CA l'OI, ICO, Dl: IN'l'ERÃSI'. S CORITO:;RCIAI. I;S Y ACRiCOI, AS.

                      SH' PUl3I. ICA TODOS I.OS DIAS, HSCHPTO I.OS SIGUIHII& THS,d). l HSTIVOS.

                             PRECIOS DE SUSCRICION:                                       PUNTOS DE SUSCRICION.

                    En Tortosa, un mes, 4 reales; fuera, trimes.                          Ln Tortosa, eu Ia A&lmiuistraciou, callo dc
                  'tre, 16.                                                               Calnbios, I:I, y eu la librería &Ie l'radcs, Rosa,
                                                                  Sábado l2 de Agosto.    —I I; o)) llarcciona,Agen& ia Rold&ís                   NÚM. 9.
                    Anuncios y comu()icados: á precias convcl)-                                                 Id. &le Cornct,    y Cornpailia,
                  cionales.                                                               I"s&'.udillcrs, 41.                      Aroias,
                                                                                          Idem &ie Juan Bautista Agran)uut
                    Los pedidos deberán dirigirse á D. 1"rancis-                          Ra)nbla de Cataluüa, 00.                 y Corupaüía,
                  co Biarn&!s, Administrador de este diario.

BABATUBA SIN IGUAL                               ].unidas se hallan en las disposioio- razon hun. ana, y de hallarse en            sagio del perfeccionamiento del
                                                                                                                                   humano linaje, porque lo grand(í y
             DF.                                 nes del E&undador del Cristianismo, posesion plena de esa ciencia ad-             lo trascelldental no ticlle su asien-
                                                 la mision del sacerdocio y la del quirida, que el hombre, en su fátuo
13Sillas &le haya co)t re&iillra, &i  y 15

(ll(7"08 cloc&'7&&l& en i&l Ai&&&)l&al«t'ta      ulagisterio. Apenas habia hecho          orgullo, propone hoy mas (fue nun-       to en la superficie de las cosas. LR
                                                 histórico que con mayor copia de         ca como superior í, la cierlcia reve-    Iglesia, Rl consagrarse yo &le: de su
                          l)E                    datos irrefragables se halle consig-
                                                 na(le; el historiador imparcial lo vé    lada. La razon humana, acosturn-         cunR ít IR edllcRclon del lllño) dl ó
lCUl~%4+KILTUR&%, !al&%,1%%a                                                              brada á edificar sobre terreno na-
                                                                                                                                   una prueba magnífica de su previ-
        18.1&IONCADA&

              HI' LADOS.                         en torlas partes, tropieza con él en     tural, que es rle su dominio, y ol'— sion y sabiduria. formaba de un
                                                 todas épocas, y rlebe, nlas que A, sus   gullosa con sus obras, (Iretenrle modo convenimte 8 la gencracion
   So sirven on&'. te&l&) osnlelin v l)arl)tupa
en el establecitniento (Ie IL ll)t) MO;& I)LA,   convicciones, d, la nlala fé dc los      hacer lo mismo erl la relig)ion so-      (fue nacla) pRrR q7ue sustltuyel'R
callo (le la Lnnja, nónl. l                      enenligos del Catolicisu1o la opor-      brenatural, desconocida para ella,       con ventaja A, la generacion espi-

L.A. 1:NSl&,ÑANZA.                               tunidad de consignarlo y compro- y eu la que ni siquiera quede dar rante. El mundo pagano, 'despreció
                                                 barlo, Nosotros vamos o, ocuparnos nn paso sin un guia experto que la tan sencilla tarea, se burló de los
                                                 de él, no porque sea verrlad haya
  Ya qlle en nuestra ciudad se trd, -            rlc recibir mayor evidencia de nues-     lléve de la mano; y el guia que          pedagogos, y la Iglesia, sola y li-
                                                 tros débiles esfuerzos, sino porque      Dios se ha dignarlo depararle es la
ta de implantar la llama(la ense-                nos place mucho la ocasion de vin-       Iglesia. Nadie puede alegar dere-        bre en este terreno, consiguió en
                                                 dicar al clero católico de la nota       chos tan poderosos, títulos tan pa-      medio de las mas grandes matan-
ñanzaplica, segun nlanifestábamos                                                         tentes.
                                                                                                                                   zas) la mas gloriosa y completa,
en nuestro articulo titulado «I)os-
                                                                                                                                   victoria.
                                                 sarcástica que en todos los tonos se
   & orlgenes del mal en TortosW, »ly                                                        No acoulpañanrlo el error A, la          Admirados los enemigos, diérou-
                                                 16 ha aclIR«&a/@7 con lrr181ún y es-     inteligencia, facilmente se corri-       se á, inquirir con ansiedad los me-
' jl"'' '.«omo es ntuy dócil (fue venga                                                   jen los extravíos del corazon, el
                                                 cíndalo de la historia, al llamarle      cual dificilluente se atreve o, abra-    dios de que la Iglesia se valiera;
      Acompañado de ataques á lo que se                                                   zar el mal en'su desnudez abomi-         en cierl y mil puntos se ha tantea-
                                                 7grftoraftle y cttem&yo dc l(tá ices.                                             do por ver si de ellos elnanaba la
      llama exclusivisnlo, monopolio y                                                    nable; mas despenada lo, ilIteligen-     fuerza prodigiosa de la Iglesia; se
      (1eulAs con (fue se acostllull}ra A, ca-      Precisamente cu vlrturl dc la nll-    cia humana por la pendiente del          la combatia en nombre de la polí-
     lificar la parte esencinlí: ima rfue cl'                                             error, corre ciegamente al abismo        tica, del imperio, de la sociedad,
                                                 sion que de lo. alto recibiera la Igle-
      clero católico tiene eu la euseiían-       sia, ha debido toular una parte ac-

      za; coluo es posible rfue laconsi rna      tiva eu el desenvolvimiento inte-

esté darla y se presente el ataque lectual del holnbrc. Establecido, el                   saltando de precipicio en precipicio     de la legislacion. , dc las costumbres:
por este lado, fieles nosotros á nues- nuevo reino sobre bases hasta en-                                                           cuanto usas poderosa y nlayor apa-
                                                                                          y aconlpoñaudo al corazon en su          riencia de fundameuto tenia la
tro propósito de adelantarnos en lo tonces desconocidas, de las cuales
                                                                                          ruina: por esto es que la I&rle-         fuerza en que parecia se apoyaba,
posible y rechazarle antes de que ; la principal era cl dominio de la                     sia necesita Riíoderarsc de la inte-     tanto mas se creia estribarsc eu ella,
se inicie el movimiento, vamos hoy : caridad sobre los corazones, estos
                                                                                          ligencia humana yo desde los pri-        el sostén. dc la Iglesia; ni por asoulo
A, tratM esta cuestlon) (fue sielnpre, no porlian seg)uir caminos rec-                    Inel'os pRsos de su CRITCI'a, pal'a      se creia dependiese de uua tan pe-
                                                                                          que cu arulouia con cl corazon,          qucñla é, irsignificaufe, casi des-
es bueno tener preparado el terreno : tos y llanos nlientras la iuteligen-
y estar sobre aviso, para no dejarse «ia andasc por serlrlas tortuosas y                  permita ol hombre seg)uir invaria-

sorprender.                                      quebrarlas, porque uua ley de            ble por los caminos de la verdad y       pl'eciable para sus enemigos; ni tan
                                                                                          de la virtud. Así es como no porlia      slqulcl'a fijaban una uliritda cRsuRl
El primer título (fue A, la educa- : equilibrio uloral los sugeta á vivir                 la Iglesia prescindir del ulagisterio ;
                                                                                          osi cs como jan1;ís ha pres(;indido      en la euseñanza: tau pcqueñla cosa
cion de la juventud puede ale&) ar el ' eu. amistoso lraridaje. La direccion
                                                                                          de él, ejerciéndolo cn. Inayor ó lne-    les parecia; tan escasa importancia
clero es el d.e una posesion veinte de la vi(la interior, el nlagisterio                                                           daban h, aquel mandato del Salva-

veces secular, nunca interrumpida, ) de la fé cou. quc Dios ha iuvestido

necesaria en su orígen y en su con-, á la Iglesia, la autorizau y ponen                   nor escala, sola eu urlas épocas,        Iddor:  71 eft,í'e&la(l (í to(1(ls lcls rgcí&teí.
tinuacioíI siempre provechosa, á en el debe. de hablar á la inteli-                       auxilia(la por los fieles cn otras.
                                                                                                                                   Por fin va sus enemigos consi-
,cuyo título, que vamos á poner en gencia humana, síempre y cuan-
                                                                                          Aun se estaba organizando en el rlerábanse ilnpotentes, creiau. tan-
claro, se halla íntimamente 'unido ' do esta, no satisfecha con espaciar-
el no menos gloderoso de la grati- se libremente en. el círculo de las                    silencio pavoroso rle las catacunl-      teados ya todos los terrenos, y en su
                                                                                                                                   desesperacion apelaban de nuevo á
tud. En cada una de sus páginas verdades naturales, pretenda in-                          bas, cuando ya dirigió su atenciou
                                                                                                                                   la fuerza. Los sucesos de los íílti-
                                                                                          al niño,que es el porvenir social.
demuestra la historia de la Iglesia, troducirsc sola y canlpear en las Esta accion era secreta, pero vigo- mos añosdel siglo pasado parecian
que siempre y en todas .partes ha regiones sobrenaturales del dogma. rosa. Las socied. ades no se renue- ya en algunos puntos reproduccion
velado el clero muy especialmente                   Esto poue á la Iglesia en la pre- van en medio del estruendo, ni al
por la instruccion religiosa de los              cision d.e conocer las tendencias, compás de los aplausos humanos; y              rle aquellos horrores (le Calígula y
                                                 los caminos y las conquistas de la I rara vez el grito de la fama es pre-         Neron; las escenas de sangre y de-
riiños,uniendo en la práctica, como
                                                                                                                                   solacion producian uu movimiento
   1   2