Page 7 -
P. 7

37

                                                 II

MENS SANA.

          (Díalogus)

         PERSONAR: Calixto y Rodolfo                       PERSONAJES: Calixto y Rodolfo

CAÍ,.—Ergo apiid nos itcnim, Kodidfcf                CAL.—¿Con que. otra vez por aquí, Ro-
                                                               dolfo?
 KoD.—Eccc qnidciii a Paschaic jaiii ad-
          sitm : Rtirsns in manibus Ubri.            Roí).—Por aquí me tienes desde Pascua,
                                                               otra vez con los libros en la mano.
CAL.—Atquc idciu in eos animi ardor,
          noinu'/                                    CAL.—y con la afición de siempre ¿no
                                                              es verdad ?
 Kov. -.¡dmodiiin, Calixtr. idciii ardor ci
          :cl iitajor in dics. Cottidic inihi        Koi).—.Sí. Cali.xto. con la afición de siem-
          Hiagis pcrsuadco quantum studiis                    pre y cada día mayor. Cada día
          nrgcndniíi, qnamtiquc sint illa mo-                 me convenzo más de lo mucho
          nicnti. Libros sane depereo.                        que hay que estudiar y de la im-
                                                               portancia del estudio. Siento ver-
CAÍ..—Ita vero tua pellncet facies ui                         dadera pasión por los libros.
          innstelam referat. Quod si ad is-
          tnin uiodum pcrgas in f}inium /OM-         CAL.—Así te luce el pelo, Rodolfo. Es-
          dem abibis.                                         tás que pareces un fideo, y, si vas
                                                              por ese camino, te vas por fin a
Roí).—Fatcor equidem : pinguedinetn                           volatilizar.
          jactare neqiieo. Sed, eja! liiic quo-
          que attinet: est niodus in rebus.          Roí).—Realmente, no puedo alardear de
          Benc habct iiiihi cum littcris, est                 gordo, pero ¡ vamos! que también
          Deo gratia ct quanujuam cum U::-                    en esto caben exageraciones...
          eudnno aiit lunficjo pugnis ccr-                    Gracias a Dios, la vida de estudio
          tare nequeo. attamcn intra hos ip-                  me prueba, y, si no puedo competir
         sos quinqué annos in studii dis-                     con Uzcudum o Tunney, puedo al
          tractos nihil fuisse mihi cum me-                   menos asegurar que en mis cinco
         diéis ef pharmacopolis tibi confir-                  ya largos años de estudiante nada
          mare valeo.                                         he tenido que ver con los médicos
                                                              y boticarios.
CAÍ..—¡pse autem, quid qnacrisf oblecta-
         menta libris antepono, meque non            CAL.—Pues yo ¿ qué quieres que te diga ?
         falli malarnm color alte procla-                     prefiero los deportes a los libros
         mat.                                                 y e! color de mis carrillos dice
                                                              muy alto que no voy equivocado.
R(ii).—Ha, ha. hae! In risiun me pro-
         vocas.                                      Roij.—¡Ja, ja, ja! Hombre, no me ha-
                                                              gas reír.
('AI,.—Risusf Unde autem/
Ro!>.—A judicio fuo.                                 CAL.—¡Reír! ¿de qué?
CAÍ..—Hodiedum hoc máxime est in pre-                Roí).—De tu modo de apreciar las cosas.
                                                     CAL -Hoy dia eso es lo que vale.
         tio.
Rui).—Ideone plus x-alcs se\u pluris es,             Roí).—De modo, que por estar más ro-
                                                              jo que yo, vales más y eres más
         quod magis sis rufus quam ego'f                      digno de aprecio. De este modo un
          Quod si ita est lycoper.ñciim vcl                   tomate o una sandía madura se-
         litrullus decoctus plus te qiwque                    rían tamV)ién mejores que tú.
         valeant.
CAL.—Adeo mea non intendebant verba.                 CAL.—No lo decía por tanto. Sólo quería
         Id tantum mihi volebam, veteris                      decir rjue soy un entusiasta partí-
   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12