Page 1 -
P. 1

Año ii      SAN FELIU DE GUÍXOLS, 26 de Abril de 1919                            Núm. 5 0

Periódico de cultura, educación social y defensor de las causas obreras

                  ÓRGANO DE LOS S IN D ICATOS OBREROS

      Redacción y Administración  De los artículos firmados son respon-  Suscripción: Un trimestre l'SO ptas.
Federación de Sociedades Obreras  sables siis autores. No se devuelven         25 ejemplares 2'00 ptas.
                                                                              Número suelto 10 céntimos
     San Félix Mártir (La Dalia)               ios originales.

Del momento                                        evolucionar en sentido progresivo hacia: un
                                                   más allá de lo por ellos estatuido, han sido

                                                   otra fuerza conservadora que ha ido a engro-

Lo.s momentos actuales son de renovación:          sar ias filas de nuestrofí enemigos conocidos.
                                                   Se ha luchado contra algo que se ha dicho,
teóricamente coincidimos en ésto, trabajado-       por todos ser odioso, que no debiera existir,
res y una buena parte de la burguesía; inás        y sin embargo nos hemos quedado solos los
•cuando se intenta que algo positivamente re-
novador, tome fofnaa tangible en en la reali-      trabajadores. Así debía ser. El resultado res-

dad, desaparece el acuerdo. Nunca, como            ponde perfectamente a la insinceridad de los
                                                   charlatanes que se acercan al pueblo iónica-
ahora, se ha hecho más evidente el espíritu        mente cuando pueden explotar su candidez.
de clase, regresivo y conservador que anima
la alta burguesía, como asimismo la rutina-        En la lucha por el pan y la libertad, por
riez y el instinto, hí^jamente egoísta, del pe-
                                                   aquel pan que es más seguro y aquella liber-
queño patrón, lo rnismo que la mala fe y la        tad que es más sólida y más amplia que lo
                                                   consignado en los credos políticos, estamos
truanería de muchos políticos pseudo-revolu-       solos los trabajadores, y además de solos,

cionarios.  .•                                     corremos peligro de dejar la cabeza entre

    Con motivo de los pasados sucesos lia que-     las manos ensangrentadas de alguno de nues-
dado bien patente y definida la posi(;i.ón de      tros recientes enemigos. Ha bastado única-
•cada imo de los factores que directa, mate'rial-  mente la demostración de que empieza a ser
mente o en espíritu, intervienen en nuestras       perfecta en alguna gran ciudad, nuestra or-

Juchas. La línea divisoria resultante no ha        ganización, para que se levantara en contra,

sido, para nosotros, . ninguna revelación; la      con perfecta solidaridad, sin distinción de
anotamjs únicamente para que se fijen en ella      etiquetas políticas, toda la burguesía dispues-
aquellos compañeros qu.e adoran todavía al-        ta a dar la batalla final para el afianzamiento
gvm Dios... político en espera de que les con-     definitivo de su predominio Y la habrá gana-

duzca a un mejor vivir. Se ha visto claro que      ,do. Habrá ganado Su batalla, la que en su

los trabajadores, cuando han dispuesto de una      mente alocada por el peso de sus culpas y por
organización lo suficientemente fuerte, con        el convencimiento íntimo de que no siempre
capacidad de obtener por si solos más de lo        ha sido noble su conducta, se forjó; mas no
consignado en la cartilla-programa de los par-     nos la habrá ganado a nosotros la' batalla,

tidos polítiidos, los jefes en los momentos para   por lo sencilla razón de que no se la ofrecimos

nosotros más críticos de la lucha, en higar de     ni tal cosa nos proponíamos.  "•
   1   2   3   4   5   6