Page 1 -
P. 1

.Aio XVIII - N.o 318 - 27 OCTU~RE 1956 - PRECIO: 1'75 PTAS.
 REDACCiON y ADMIN,ISTRACION: PLAZA DEL MERCADAL, N.o 1

DOMINGO ·DE CRISTO REY

     "Con nuestra autoridad apostólica establecemos la
fiesta de Nuestro Señor Cristo Rey, decretando que se ce-
lebre en todas las partes de la tierra el último domingo

de octubre",

El Papa Pío XI el día 11 de diciembre de 1925 instituía

la fiesta de Cristo Rey. Escribía para ella una larga y

preciosa encíclica que tituló "Quas primas".

Pío XI poseía una cantidad enorme de cualidades, To-               Por Orden de 18 de Julio último, se concedió
                                                               por el Excmo. Sr. Minislro de Justicia, a Don
das parecen reflejarse en esta encíclica. Poseía gran pru-     Delfín Canela Cots, la Medalla de Oro del Mérito
                                                               a la Justicia, de San Raimundo de Peñafort,
aencui, solidez, tino certero y constancia, junto con una
                                                                   Al hacerse eco ACCrON de tan fausta noticia,
gran confianza en Dios. Gobernó la Iglesia 'tie Dios desáe     a quien durante cincuenta y ocho afias ha ejerci-
1922 hasta 1939.                                               do la abogacía en Balaguer, se suma una vez más
                                                               al homenaje de admiración y afecto que con LaI
Durante toda su vida tuvo siemp,::, eti el corazón el          motivo está recibiendo el Sr. Canela.

anhelo de conseguir que los seglares colaborasen al apos-          La recia personalidad del condecorado excusa
                                                               toda clase de 'ditirambos, pues es conocida su
iotaao de los sacerdotes. Para ello llegó a organizar a la     obra local, donde destacó políticamente, como
                                                               Alcalde de la Ciudad y Presidente de muchas
Acción Católica.                              .                Sociedades, y en el ámbito provincial desde la
                                                               Presidencia de la Diputación en los afias inme-
- Instituyó 'la Fiesta de Cristo Rey como remedio efica-       diatos anteriores a la República,
e,ísimo contra los males que infestaban a la sociedad, El
laicismG con sus erreres , y con sus incentivos se había           Deseamos para D. Delfín, largos afias de vida
                                                              felicitándole públicamente por t a n esclarecida
extendido por todas partes. Todavía duran sus efectos.         condecoración.

Con clàridad magnífica marca los pasos de desarrollo que       piones, rinda a Cristo eximio testimonio de
                                                               su obediencia y de su devoción".
sunao. IJlo se formó en un día. Como todos los errores y
herejías llevaba mucho tiempo de incubación en las vís-             "Nos pareció, también muy oportuna esta
                                                               celebración en el último domingo de octubre,
ceras de la sociedad.                                          en el cual se cierra casi el año lit'urgico, pues
                                                               así sucederá (que los misterios de la, vida de
"Se comenzó por negar el imperio de Jesucristo sobre           Cristo conmemorados en el curso del año, ter-
                                                               minen y reciban coronamiento dé esta solem-
todas las gentes; se negó a la Iglesia el derecho que se       nidad de Cristo Rey".

deriva del derecho 'de Cristo, de enseñar a las gentes,             "Todo esto para que los fieles em.prendan
                                                               un tenor de vida tal, que sea verdaderamente
esto es, de darles leyes, de gobernar a los pueblos para       digno de los que deseen ser súbditos afectuo-
                                                               sos y fieles del Rey Divino".
conducirlos a la eterna felicidad, Poco a poco la reliçurn
                                                                  Todos los católicos debemos luchar baio las
crtstuma jué igualada con las otras religiones falsas e        insignias de Cristo con valor y audacia. Cris-
                                                               to ha de reinar en las mentes, en las votunta-
indecorosamente rebajada al nivel de éstas; por tanto se       des y en los corazones. Sepamos llevar su yu-
                                                              ,go suave con gusto y amor.
la sometió al poder civil y [úé arrojada al arbitrio' de los
                                                                                                                J. V, G.
príncipes y magistrados; se [ué. más adelante todavía:

hubo algunos que intentaron sustituir la religión de Cris-

to con cierto sentimiento religioso natural; no faltaron

Estados los cuales entendieron pasarse sin Dios, y pusie·

ron su religión en la irreligión y en el desprecio de Dios

mismo".           ..

 , JesucristO es Rey desde la eternidad. "A 'El ha sido

dado todo poder en cielo y en la tierra". Su realeza [ué

profetizada en el Viejo' Testamento. - Aparece clarísima-

mente en los libros del Nuevo Testamento: Consta ade-

más por muchos títulos. Largo sería pretender enumerar-
los.

Pío XI vislumbró la esperanza, de una vuelta pronta.

La fiesta de Cristo Rey iba; a su juicio a adelantar el re-

torno.   .

    Establece la ttesto: en el último domingo de octubre.
Es interesante leer las palabras' del mismo Papu. Da la
razón que le ha movido. "La razón por la cual quisimos
establecer esta fiesta -el día de domingo es para que, no
sólo el Clero con la celebraoum. de la Misa y la recitación
del Oficio divino, sino también el pueblo, libre de ocupe-
   1   2   3   4   5   6