Page 1 -
P. 1

Año XXII  VILA FRANCA DEL PENEDES, 27 d* ensro d* 1962            Número 4

          EDITORIA L

     Más que de la influencia de las tesis de los grandes pensa   vós que se esconden tras de esta tramoya. Más que nunca s a
dores, naás que de los postulados políticos y sociales expuestos
en libros o dados a conocer en artículos y conferencias, el mun   mos víctimas de una propaganda que nos presiona para que
do de hoy reacciona ante el impacto de la noticia. Viejo es el
adagio latino: «contra hechos, no valen argumentos», pero         aceptemos unbs determinadas instituciones o principios.
ahora más que nunca hemos constatado su actualidad. Nos
tienen ya acostumbradas las grandes potencias y los partidos      Ante el engaño organizado, dar v< rdad por n o t i c i - es la mi*
políticos a decantar en un momento preciso a la opinión públi-
ca a su favor, no con sus planes o proyectos abiertamente         sión de una prensa inspirada en principios de la ética cristiana,..
expuestos, sino con la fuerza incontestable de un hfcho dado
tn noticia, Continuamente somos testigos de como las noticias     T o d o s los acontecin^ientcs, aún ios n ás insignificantes«, t i e n f o .
de orden científico y técnico sirven de pantalla para urdir toda
suerte de maniobras políticas. La opinión pública no acierta      una explicación cristiana poique sobre todos tiene Dio» formu*
a vislumbrar las consecuencias últimas y los verdaderos objeti-
                                                                  lado su juicio. La verdad es un ^rma de uso siempre legítimo

                                                                  para quienes son legítimos —auténticos —consigo mismos y con -

                                                                  los demás. San Francisco de Sales —si e» santo es porque f u r

                                                                  auténtico—militó con la verdad a pesar de los odios y persecu-

                                                                  ciones que se levantaron contra él. Es el Patrón de la prensa

                                                                  católica, siembre perseguida, siempre odiada. A él, nuestra'

                                                                  admiración y nuestra pregaría. De él. su luz y fortaleza.                     f

           W'

Dec/ícamos porfe dé esfe nú'»:'ero a la reciente /nouguroc/ón de ^Juventudes A4us/ca/es» o V/7afronca, La fofogroffo o la que sirven de
pífalas presentes líneas, es un frogmfer.fo de lo cúpula de nuestro « P o / o ü d e la Música», que alberga los mayores éxitos musicales eri ' '

                                                  fodos sus ospecfos / simboliza toda la tradición musisal de . /esfro país.
   1   2   3   4   5   6