Page 4 -
P. 4

Página 208                                                                                                   ACCION

El nombre y el homlire                     Dos asoectos de los esludios

JUAN CAPRI                                          a Educación y el hxamen

                                           Los estudios y los exámenes '                    diano. Desarrollar en ellos el sentido de

    «Ñas d'en Girano» en el Casal; pri-    Estos dos conceptos son correlativos responsabilidad.
mer actor Capri. Primera visión : la de
una gran butaca con el personaje y su      pero profundamente diferentes e incluso          Deficiencia actual del sistema
nariz, tranquilo o tal vez indiferente.    en ciertos aspect03 antagónicos. Debe            de exámenes
Presentaciones de rigor. Diálogo, el       entenderse por estudios, un afán de s a b e r ,
siguiente :                                de buscar la verdad hasta sus úlUmas                 Viene impuesta por el elevado número
                                           consecuencias, de perfeccionamiento, ya          de estudiantes y por el proporcionalmen"
    —La obra?                              que todos nos sentimos atraídos por ideas        te escaso número de profesores : En las
    —El autor es mi amigo, sí digo que     absolutas de belleza, de verdad, de justi-       Facultades y en los colegios, donde el
es mala se enfadaría; conclusión, es       cia... etc., desde que el mundo es mundo.        número de alumnos no excede de veinte
                                           Los estudios tienden pues al mejoramien-         por profesor, si este es consciente de su
buena.                                     to del individno en sí y extendido a la          cometido, creo que al final de un curso
                                           sociedad, al oerfeccionamiento de ésta.          de convivencia con ellos, puede aquilata?
—¿Convencido de ello?=                                                                      perfectamente, los merecimientos de ca-
                                               Los exámenes son la revalidación de          da alumno, incluso sin necesidad de exá"
— Casi convencido                          los estudios ante la sociedad y son im-          menes.
                                           prescindibles debidj a la imperfección
- ¿ Q u é falla?

Me lo dice, pero ruega no lo publi-        de ésta.                                         La cuestión social de los estudios
                                               De ahí que debemos distinguir dos
que, seguro que el público espectador                                                           Una sociedad será tanto mas perfecta,
                                           tipos de estudios : uno dirigido a un fin        cuanto más elevado sea ei nivel medio
se daría cuenta... suponemos.              próximo (exámenes) y otra a un fin remo-         cultural de la misma. Conviene no con-
    —¿Sabe Juan Capri hacer teatro         to, inconcreto y prácticamente inasequi-         fundir el nivel cultural/ con el nivel de
                                           ble, (absoluto^, que nos impulsa al estu-        instrucción, ya que esto nos llevarla muy
castellano?                                dio durante toda la vida.                        lejos y es tema para personas mas capa'
    —Empecé con teatro castellano en

el Windsor,'con «Cocina ele los ánge-      Preparación técr^ica en la escuela               citadas que yo. para tratarlo. En el orden
les» y mi compañera Arriaza.                                                                social üebe pues procurarse el comodo
                                               Es fundamental y debe ser í'o más            acceso (relativamente comodo, pues solo
    Volverá al castellano?                 completa posible, o sea que el estudiante        se ama de verdad lo que cuesta esfuerzo)
                                           debe almacenar la mayor J cantidad de            a los estudios superiores, al mayor núme-
—Tendré que volver.                        conocimientos y la funci'^n de la escuela        ro posible de dotados y bajo ningún con-
—¿No se vive del teatro catalán?           debe ser. aparte de proporcionárselos,           cepto dejar que se pierda un super do-
                                           comentarlos y sobre todo relacionarlos           tado.
— Se vive mejor con el castellano;         unos a otros a fin de que el estudiante

más público, más escenarios, mejor,

mejor.                                     tenga una visión orgánica y organizada Psicología del estudiante
     —¿Es Capri un hombre feliz?           del conjunto.
                                                                                            En general habla de injusticias en los
     — Supongo que sí.
     — ¿Sólo lo supone?              el    Preparación humana en el                         exámenes, pero reconoce que no se ha
                                                                                            preparado bien. Habla de un tanto por
     — Que remedio.                        colegio y en casa                                ciento de suerte, pero reconoce que el
    —Tan feliz como Cyrano.                                                                 que va bien preparado siempre tiene
     — Acertado, pero tal vez"conio            En las primeras edades de la vida, el        suerte.
                                           niño se reconoce inferior al adulto y le
Cyrano de esta obra.                       admira y procura imitarle, de aquí la ne-             Presiente métodos más eficaces de
     - E l de la presente, es más feliz o  cesidad de rodear al niño, en el orden           docencia, que con toda seguridad exis-
                                           docente, de personas (maestros, padres)          ten, pero no saca todo el jugo posible a
menos que el de la original?               que respondan a sus infinitas preguntas,         los actuales. Propio del hombre es {espi-
                                           a su afán de saber, oe tina^ manera racial       rar al ideal y no recoger el Iruto, más o
—Sin duda lo es más. yol no me             y documentada y sobre2;todo, que vean            menos maduro, que tiene en la mano.
                                           en ellos muchísimas cosas dignas de ser           Rebeldía por comparación con estos
muero, y esto es muy importante.

—Y la nariz?

- A p a r t e de ser postiza, quede>8to

bien sentado, me estoy acostumbran-

do a ella.                                 imitadas-                                        ideales (sana rebeldía). Generosidad,
     —Y para beber? ^
     - B e b o chatos...(?)                P c r otro lado es precisa una discipli- flexión e irreflexión. Las característics»
     —Iría usted a ver a Juan Capri en
                                           na, que en el colegio les será impuesta y del hombre joven, aumentadas por vis-
esta obra?
    —Si. nos parecemos mucho.              los padres ayudarán a ella, haciendo c o m ' lumbrar mundos de una belleza y pef'

     —¿Le vería como un hombre feliz?—     prender a sus hijos la necesidad de la facción sublimes, como la vida de uns

—A él si.                                  misma a lo largo de la vida, a ;fin de for- célula y la magnificencia del universo.

La nariz...                                tificar su vpluntad, para seguir aquel                            A. Amador
                                           campo infinito de la investigación coti-
                   7. V. Gay
   1   2   3   4   5   6   7   8   9