Page 1 -
P. 1

4.--  ---::-  _~                                                                                        '- -

.- '

'1_ - -                                                                                      VILAFRANCA DEL PANADES
                                                                                                  11 de Febrero de'.1956
       •
                         CATOLICA

                         .......- - - - - - - -Año XVI - -.......Número. 6

                                      Teléfono 46.024

    Uno de los motivos ornamentales bastante frecuentes en            ~o es fáci l ponerse en comunicación con el nú me ro ~6024 de
lets criptas funerarias de las Catacumbas del subsuelo ro-
m ano es la representación de la inmortalidad, y, precisa-            Nuremberg. Quien procura ll a ma rlo, de día o de noc he lo e ncu e n-
mente, baio la especie del ave Fénix.
                                                                      tra con frecuencia ocupado . Los cinco Padres jesu itas de la «ESTA-
    Según la leyenda, el ave Fénix, después de haber pagado           CION DE SOCORRO PARA LA SALVAC ION DE LAS AL M AS» es-
tributo inexorable a la muerte, resucita de sus propias ce-
nizas para empezar una nueva vida. No es, pues, de maravi-            tán siempre "e xpe d ito s para ll eva r e l postrer y decisivo socorro a
llar que en la apologla cristiana de Los primeros sig19s, es
decir, en este libro de herolsmo del que nos hablan los Co-           las almas que tienen miedo de cometer e l último pecado g ra ve : e l
lumbarios y Catacumbas, escrito a pá~inas en letras blancas
de pureza, a páginas en letras de sangre mártir, se encuentre         suicidio.

cual viñeta de eternidad un ave simbólica.                                                                     (Si gue en la página 47)
    La eternidad es la esperanza de los cristianos. Es su for-
                                                                      11111I 11I 11I 111111I11 1111 11I11 111111 11 11 11 11 11 11 11 11I11 1111111111I11 11 11 11 11 11 11I11 1111 11I 11I11 H1111111I1111I 1111 U11I111111I 11I11111111I IIIl11l1DlU D111111I11I111111I11I 11111111I11
t alez a . Es su futuro preparado con grande ilusión y sacrifi-
cio desde esta tierra. Una eternidad, sin embargo, que no             placer hasta las heces. ¿ Por qué no enténderemos esto de
les mata la alegría de un vivir sereno. Aún está por probar
que la vida de un bu~n cristiano, consecuente en todos sus            una vez, tan claro como es para los que tienen fe y la prac-
actos con las exigencias de la vida divina injertada en su ser,
sea vida triste y aburrida. Prescindiendo incluso de todo             tican?
gozo transparente que ofrece la vida y que también acepta                'Nadie prohibe toda sana diversión . Nadie urge los canse-
el cristiano, la sola esperanza de inmovilizar por toda una
e te r n id a d la posesión de la felicidad que se trasluce fugaz 11  ios evangélicos hasta la injuria de los que no los quieren se'
eflmera en las cosas del destierro, le da motivo más que s~­
fictente para soportar con firme sustinencia las molestias e          guir, Nadie propugna una moral oscurantista e intransige n-

incomprensión de la vida.                                             te. Nadie violenta a nadie. Sólo se deja escap ar un grito ano
    Aquella primera hornada de cristianos lo entendió asi y           t e el Cristo que va a la P asión. Si no queremos ser buenos

supo plasmar, en otro representante de la tauna, la soberbia          cristianos por lo menos seámoslo conscientemente , dispue s-
11 vanidad de la vida: en eL pavo real. ¿ Por qu ' estirse'1} dan-    los a toda consecuencia, incluso eterna. No dig amos después
zar como é si tal vez a mitad de la dan i: de m ás ras ven-
drá aquel dia que todos desconocen, que vendrá como ladrón,           que nadie nos lo diie ,
cuando menos Lo esperen, como'pa~ó en los tiempos de Noé                  Al habla, pues , con las Cenizas del Miérco les qu e prolo-
y en los tiempos de Sodoma y Gomarra y demás ciudades
de la Pen tápo Lis? Al final de la jornada todo parará en ceni-       120 la inminencia del drama de Jesús: RECUERDA R OM,
zas. Pero de cenizas a cenizas pq¿de mediar todo un abis-
mo ... lJe unas saldrá el ove Fénix para emprender un ágil            BREQUEERBSPOLV@ y EN POLVO TE CONvER Il,
vuelo hacia el premio y de otros saldrá la nada Cié la vani-
dad que se inmergiríi e un eterno e infinito remordimiento            R S . Recuerd q e tras la [u[Jacid d vi  d.
del que tontas veces l~ hablaron en la tierra los que e que-
rian•bien en Cristo Iesús, remordimiento que tuvo ocasión
de saborear ta tit s cnantas veces qui o ap u rar la copa del
   1   2   3   4   5   6