Page 4 -
P. 4

Pá~ina 366                                          . AECON
                                                      , •• •
•

                                                                                                                     •  •

                    Por el P. MARCELINO ZALBA. S. t.

            Profesor de Teología Moral en la Facultad Teológica de Oña

         Según prometimos la semana a nte-          existido se~ún se pensó. Son demasiados         nos . Se acercan y se enfangan en el cuero           -s
                                                    los que atestiguan una elevación automá-        po y en el espfrltu, precisamente porque
         rio r, continuam o s ocupándo no s de l    t ica de la moral pública, como consecuen-      existen, y hasta con visos de legalidad y            t
                                                    cia del cierre de las casas de tolerancia,      corrección; si no existieran, es indudable
         gra ve problema cívi::o -m o ra l de la                                                    que muchísimos centenares -y millares de             e
         pr ostitu ción , a p ortan d o opinion es  en diversos países .v la mejor situación        nuestros estudiantes, de nuestros solda-
                                                                                                    dos, de nuestras gentes pueblerinas, lle-            p
         a uto rizadas en to rno a la camp a ña     de las costumbres en regiones o ciudades        garían al matrimonio más sanos de alma
                                                    abolicionistas respecto de otras reglamen-      y completamente sanos de cuerpo, no                  tt
         pro a bolición d e la re gl a m enta ción  tarísras . de suerte que parece muy rszo-       viciados com\> llegan ahora. ¿Habrán
                                                    nable el sentir del profesor R íbbíng. «La      pensado los poderes públicos en esto?                B
         española. Resu mim o s !d e «Ecclesio »    reglamentación cultiva y desarrolla el vi-
                                                    cio, en ca n a lla y degrada a miles y miles                                     Los hechos cantan    1
        núm. 743. :                                 de hombres, rebaja y envilece a las muje-
                                                    res, seduce a los muchachos, es una ame-            Recientemente leíamos en la revista               e'
    Es bochornoso tener q ue recon o ce rl o ,      naza a la honra y un peligro para la so-        «La ti n o a m éric a » una cita del doctor Ritz ,
pero es lo cierto: la campaña a bo licio nis-                                                       que decía: «En todos los sitios don de se             n
ta no estuvo animada en sus orígenes por            cledad ». Una encuesta realizada en 1934        han clausurado los prostíbulos han dís-
motivos religiosomorales , ni cua jó tant o         en varios puntoe de 1 Próximo Oriente y         minuíd o las enfermeda des ve n ér eas de la          1
en los países latinos. de tra dición cató lí-       de América latina, y en quince grandes          poblacl ón, tomada globalm ente... La clau-           e'
ca, como en los anglosajones, de meritalí-          ciudades europeas, demostró que en nín-         sura de los prostíbulos es algo que impo-
dad protestante. Aun hoy día se mantiene            guno de los sitios donde fueron suprimi-        ne el s en tido común ». Esta obse rvación             ti
con mayor convicción e intransig en cia el          dos los prostíbulos hubo aumento de             confirma nuestras opiniones: la reglamen-
aholícíonísmo en los países de mayor cul-           en fer m ed a d es venéreas ni sufriero n el    tación n o disminuye el vicio, ni el escán-           e
tura higiénica y filantropía q ue en los de         más mínimo detrimento el orden y la mo-         dalo, ni la s enfermedades venéreas . Más
arraigo religioso impulsado por la caridad          ralidad pública. En la misma España ha          bien los aumenta.
cristiana.                                          comprobado y testificado el Patronato de
                                                    Protección de la Mujer que el cierre de'             En la IV Asamblea General de la O .
                   Tres excus as que n o valen      prostíbulos en algunas ciudades no au-          N . U., el 2 de diciembre de 1940, vo taron
                                                    mentó la inmoralidad en la calle .              34 n aciones por la a bo lición de las casas
    No hay causa proporcionada para se-                                                             de tolerancia, contra dos que disintieron
guir tolerando la re~lameDta ción . A los               Para permitir U'1 m al cierto hace falta    y 14 que optaron por abstenerse. S i moti-
reglamentarist aa que invocan la necesidad          una causa debidamente proporcionada.            vos y consideraciones humanitarias pue-
de circunscribir el mal y de someter opor-          Hoy a pen a s exis t e duda razonab le sobre    den cons eguir tanto, hemos de esperar
tunamente a tratamiento a los inscritos,            la fal ta de proporción entre la causa que      que los gobernantes que sienten la res-
para asegurar así la higiene pública , se           p u di era h a ber y el mal que se permite.     ponsa b ili dad plena del poder, ejercido
les responde con muchísimos testimonios             An tigua m en t e un prostíbulo . en un barrio  para favorecer la felicidad com pleta de
de ministros de Sanidad de dive rsos Es-            ba jo d e una ciudad, causaba daño en un        los ho m bres, que culmina en la vida rno-
tados europeos y americanos, así como               contorno reducido. Hoy nadie puede me-          ral y en la bie n a ven t u ra n za eterna, lleguen
de médicos de todos los p aíses, q ue ni el         dir las proporciones de su influ jo: estu-      a ver cl aras las ven ta jas del a bo licionis-
mal se localiza r ~glamentando el meretri-          diantes, soldados, turistas, campesinos         mo y h agan efectivo en tre nosotros e l de-
cio, pues éste no comprende más de una              que van a la capital de provincia a dis-        creto d el 28 d e junio de 1935, qu e suprt-
décima parte de las dedicadas a este co-            traerse un par de días..., pueden acercar-      lliía la re glamentación de la prostitución.
mercio, ni la salud pública ti ene garantía         se, se acercan por millares, a esos an tros
verdadera en una inspección tardía , casi           de corrupción, por curiosidad, por s educ-
formularia, inefica z, p ar cial al no ex t en-     ción, por cobardía o por respetos huma-
derse al sexo fuer te, q ue puede ser transo
misar, tam b ién él. del vi rus ven éreo . «Es-      HOMBRES DE ACCION CATOLICA
tá demostrado científicamente, co mo co-
s a definitivamente íuzga da. q ue la reg la'                      Domingo, 13 de noviembre de 1955
m entación trad icion al no es un procedí-
m ie n to profiláctico » (Lejeune, ministro                                                 A las 12'45 del mediodía
b elga de Estado). «Es completamente
fa lso el arg umento de la higiene; y estoy                      En la BIBLIOTECA TORRAS Y nAGES
pers u a di do d e que una in vestigación bien
hecha demostraría que a las casas de                1 .a REUNION P LENARIA MENSU A. L
p r ost ituci ón se debe la Iatroduccíón,
mantenimiento y desarrollo de ciertas                         Conferencia-Coloquio sobre ASPECTO ARTISTlcO DE LA
enferm ed a d es repug nantes» (Dr. Gíde) ,                   RECONST:lUCCION DE LA BA51L1CA DE SANTA MARIA

     El pel igro de que el vici o , expulsado                                 por el Arquitecto D. José Bruge l y Fortuny.
d e los prostíbulos, se refugie en la calle,
n o puede t em ers e en serio con el servicio                 Preceditla de una breve LECCION DaCfRINAl: por el 1'1. I. Sr.
de vig ilancia que tienen los Estados mo-
d emos, si lo quieren aplicar a conjurarlo.                                        Deán D Tomás Pujadas Coll, Pbro.
E s muy posible, además, que jamás haya
                                                                                   . 1El acto, re'gl mentario para los asociad~~:

                                                                                                   será público y exclusivo para hQmbr~
   1   2   3   4   5   6   7   8