Page 3 -
P. 3

Pá'1lna 261

DIARIO DE UN VIAJE

Rumbo  a                                                             Ame                            r  •  c  a

                                                                                                       i

Por DANIEL CERvERA. S.].

        (Conclusión)                                                 Paz: 4'100 metros. A nuestra derecha un ínmenso cráter, cua-
                                                                     trocientos metros más abajo, y alla en su fondo la capital. El
     5 de Septiembre.-Primer Viernes. Misa en departamento.
sobre asiento y maletas hacemos el altar. Consuelo: el Señor         .I1limini y demás picachos en vue, ltos en nubes. Está nevando
entre nosotros como otro compañero de viaje. Atravesamos ex-
tensiones enormes con sólo algún arbusto y enormes cactus. El            8 de Seotiembre.-4'45: iniciamos descenso a La Paz, bor o
gris que se difumina en el horizonte da la sensación de mar.
Tierra arenosa. Nubes de polvo envuelven al convoy. Las ven-         deando por sitios inverosímiles. el cráter. Hoy, Natividad de la
tan!llas van acondicionadas contra el polvo con unas telas entre     Santísima Virgen: Ellá me ha llevado a Bolivia. Señora: mi
los ajustes. Frias: mer íe úda castiza en el departamento: cho       alma engradece al Señor y mi corazón salta de gozo en Jesús
rizo de Gerona, chocolates de 1 ar ragoria , t<Marigal» de Víla-     -don tuyo-mi Salvador... Sancta Maria, sucurre míserís , iuva
franca ... Tapso : acuden chiquillos. No saben nada de catecis-      pusillanimes, refove flebíles. ora pro popu lo.¿ sentiamus omnes
mo. No han hecho la primera comunión. «No teneis, S r, cura?         tuum iuvamen quicurnque celebrant tuam sanctam festivitatemll
Sí, pasa cada año ..... . Guemes : para media hora. Visita al Señor  Qué me a~uarda, Señor, en esta tierra bendita?? Qué bella es
en la Iglesia. Pampa Blanca: manadas de'caballos y vacas. Nos        La Pazl Algo imponente: niev e en el fondo y glaciar es en las
vamos acercando a la frontera boliviana. Va quedando atrás la        alturas que la rodean, Casitas lindas y grandes edificIos 5'45
pampa y el terreno es más accidentado. Pobres índíos , son san-      llegada. Nos reciben los PP. Sempere, Fust er, Martínez Marí,
gre de Cristo . Que haría el Señor si vin íese a estas pampas y      Pascual, Beneyto. Dornínguez y H . Cermeño. Con la «gondola»
sierras? Dentro de media hora estaremos a 1.600 metros. Cam-         del Colegio nos trasladamos al S . Galixto. Visita a l Santísimo.
bian máquina. La Diesel no puede soportar la altura de 4000 a        Merienda. En letanías cantarnos un Te Deum eD accíén de ~ra­
la que ascenderemos. Menos oxígeno. Lo notamos ya. El cora-          cias por el feliz viaje. Emoción y a lzuna lágrima reprimida. En
zón de los bolivianos está preparado. Nos aconsejan no correr        el aposento hallo sobre mi mes a este papel puesto por los Su -
ni hacer mucho ejercicio al llegar a La Paz. León: añaden UDa        periores: eFrates : iam non estis hospítes et advenae, sed estís
locomotora más. La via va con cremallera. Ascendemos lentos          cíves sanctórum et domestici Dei»: Hermanos: ya no sois
por un valle estrecho y pedregoso entre picachos enormes. En         huéspedes y extranjeros, sino que sois conciuda danos de los
las vertientes algunas vacas (y «nenaa amb les manetes al            Santos y amigos íntimos de Dios».
darrera.»)
                                                                                                      -

    6 de Septiembre. -Tres Cruces. 3.290 metros. Todos tene-

mos algo de dolor de cabeza.

     7 de Septiembre.-Hemos pasado noche estacíonados en la          HELADOS Y Ha CHATAS

frontera Argentino Boliviana. Vamos a oir misa en la Iglesia del             SIEMPRE LOS MEJORES
 pueblo: La Quiaca. Esperan en el atrio muchos indios: caras
 atezadas, ojos pequeños, pómulos salientes. talle esbelto, todos               II
 con sombrero de fieltro y ponchos de colores vistosos, ellas lle-   Rambla Nuestra Señora. 37         Vilafranca del Panad és
 van las huahas (bebés) en la espalda metidas en UDa especie de
 .mocadór de fer farcells> asomando la nariz. 8'30 el altavoz del    O~tiCB                                  Ortope~iB
campanario toca el Ave María de Shubert y algunos cantos in -
dios. Entramos. UDa anciana se arrodilla y besa el suelo sin res-    Taller óptico especializado
peto humano. La iglesia se va llenando. Párroco alegre y celoso.
Los indiecitos saben bien el catecismo. Tienen pas tor. Sa limos        Entrega inmediata de los encargos
de la iglesia cuando el tren ha salido ya para Bolivia ... El Señor
quiere que entremos en Bolivia, nuestra futura patria apostó-        Santa María, 6 - Teléfono 643     VILAFRANCA
lica, por nuestros propios pies. Puente fronterizo: explicamos
gendarmes argentinos nuestra situacíó ú y nos dejan pasar. Atra-
vesamos puente. Hace frío. Prirneres soldados bolív íanos. Nos
I8ludan: .Buenos días Padres», y nosotros les gritamos con una
emoción incontenible: «Viva Bolívie l» y pisamos fuerte. El tren
está en ViIlazón en revisión de aduana. Subimos. A los Padres
casi no DOS miran las rüaletas. 10'25 partimos de Vtllazón (prt-
mer pueblo boliviano). Entramos en el antiplano : meseta pela-
da a 3.600 metros, rodeada a lo lejos de picachos y sierras con
nieve. 11'15 comida [aquí «almuerzo) Pan blanco: ya no esta-
mos en Argentina. Cielo azul como España. A estas alturas el
firmamento es diáfano y puro. Pasamos junto a riachuelos bor-
deados por sauces llorones y pimenteros: claustros de San
Cugatl ... A las '1'30 las primeras llamas: cabra grande COD cue-
llo de jirafa (?). Los barrancos por los que avanzamos me recuer-
dan constantemente el de la Peñ Castilla de Veruela. Los piti-
dos del Len resuenan imponentes en las rocas. Oro ngeDio,
Tres paleas, Uyuni... 4000 metros : el sitio más frío de Bolivia.
10'50 Oruro :zona industrial. A las 435 Ilegarno al alto de La
   1   2   3   4   5   6   7   8