Page 1 -
P. 1

-                                                                                  SUPLtMtNTO                          La soc ieda d cr istia na aspira a lo
                                                                                   Of LA5 ~OJAS                        solució n de los conjhctos que
D                                                                                  DMHWQUIAlfS                         dividen la s clases y los grupos
                                                                                                                       hu ma nos , pero no sobre la base
-                                                                                                                      de c rite rios purame nte rneterieles
                                                                                                                       y presci nd iendo de las diferencias
2                                                                                                                      cucli terives q ue estab lecen Id
                                                                                                                       jerarqu ía ent re los miembros de
-                                                                                                                      un m ism o o rga nismo .

   ..                                                                                                                                     S. S. DIO XII

-"""" \  Año X / 1                                Vilojronco dal Panadés, 6 de Diciembre de 1952                       Núme ro 49

==r            •                                                                                               . '1 Más ~e I~,OOO ptas.

   ,     arI a
         j Caridad I ¿ Cómo puede                                                                                      se 1mB recau~a~o
                                                                                                                       en la J~RNJDl DE
         cantarte m i corazón. si con so-
                                                                                                                         ti ~jRlDjD
         lo pronunciar t u alado nombre
                                                                                                                              Quizás el termómetro más
         se desvanece la palabra en un -                                                                                 seguro para medir el fruto. el
                                                                                                                         éxi to , de la Misión General que
         piélago de ternuras?                                                                                            es tos d ías se ha predicado en
                                                                                                                         V ílafran ca , sea el resultado ob-
         ¡51n la' Caridad, la Tierra                                                                                     t en ido en la jornada de la Ca-
                                                                                                                         rida d . Más de 300 familias se
         sería un inmenso yermo donde                                                                                    han favorecido con donativos. ,
                                                                                                                         En aquella jornada, tuvimos la
         sólo reinaría la tristeza física                                                                                impresión de que una genero-
                                                                                                                         si dad desbordante recorría el
         engendrada por el insaciable
                                                                                                                         cuer po social vilafranqués. y
         egoísm o y la sequedad espiri-
                                                                                                                        ¿qué podía dar mejor prueba
         tual aventada por la soberbia]                                                                                 de fec undid a d misional, que
                                                                                                                        esa maravillosa explosión de
         «Alm a del orden nuevo es                                                                                      amor al prójim o?

         la Carídad-, nos dice Pío XII:                                                                                      Trescientas familias favore-
                                                                                                                        cidas con una limosna. Más de
         y sin ese dulce vínculo hecho                                                                                  q uince mil pesetas recaudadas
                                                                                                                        en ci nc o horas . Casi un mila-
         de guirnaldas de rosas, ¿cómo
                                                                                                                        gro. y todo, porque unos Pa..
         es posible tener conciencia de
                                                                                                                        dres h an recordado a todos los
         dónde venimos, qué sórnos y                                                                                    vilafra nqu es es s u eterno desti-
                                                                                                                        no y una imagen de María ha
         a dónde vamos? Por la Cari-                                                                                    recorri do triunfalmente nues-
                                                                                                                        tras calles, entre los cá nticos y
         dad sabemos que todos somos                                                                                    el latir d e los corazon es de
                                                                                                                        unos m illares de hijos suyos.
         hijos de Dios; por Ella nos re-
                                                                                                                            Milagros de la Gracia de
         conocemos cristianos y. sólo
                                                                                                                       Dios y com pro bación del fondo
         en alas de la Caridad, nos será
                                                                                                                       bueno que yace en nosotros, a-
         dado el Cielo.                                                                                                hogado demasiadas veces por
                                                                                                                       la rutina y la indiferencia...
         Y, luego, mirando con fran- .

         ciscana humildad en los ojos

         las cosas que nos rodean, sin

         Caridad. ¿cómo podrían dar               Nuestro amadísimo Prelado, Arzobispo Dr. D. Gregorio Mo-
         su perfume las flores, manar             drego Casaus, estará presente, moñona, en los actos finales
         las fuentes, alegrar las ' aves          de la Santa Misión General. Su presencia revestirá de ex-
         canoras los días del Señor y             traordinaria solemnidad el g1an colofón que Vilo franca se
         de los Hombres, y regalar a la
         Virgen collares de sonrisas los          propone dar a las intensas iornodos de catolicidad que ha
         niñ,os que sufren?                                               astado viviendo estos días.

             «Sin el Amor-que equiva-             Vilafranca entero debe acudir a la Ra mbla de Son Francisco
         le 8 Caridad-el Sol y las Es-            para hacer potente el fervoroso homena¡e de gra titud aJe.
         trellas no se moverían, .. », ha         sús-fuccrlstfo que, mediante lo intercesión de la Virgen en

                                                  su advocación de Fátima, ha der"amado sobre los vi/afran-
                                                  queses abundantes bendiciones trocadas en consuelo y paz

                                                                                 paro sus almas .

         escrito el poeta inmortal.

                 Par eso la Caridad-cuan-         pos del Dolor cuán grandes            IY sin vana elocuencia. pa-
                                                  sonl ¡Sembremos en ellos se-     ra que sean las obras y n o las
         ~md>-o: lo es de veras - ha de ser la    milla de Fe y de Esperanza       palabras lo qu e llen e de luz
               ondad en marcha , sin miedo        para que luego fructifiquen      nues tro pecho de hermanos en
                                                  con Il via fina, persisten te y  el Amorl
             a tod as las fatigas d.el alma       copiosa de Caridadl
              el ~uellp o , fij aos: la cada la-                                                            T. R. LL.
              Q (le nu s tra senda, los carn-
   1   2   3   4   5   6