Page 5 -
P. 5

403.   -  ,

                                                                                                                                                                    ~.

                                               NUESTRAS INTERVIUS

La Santa Misión a travcs de las Comisiones

                                         Estamos a unos dlas de la llegada de los Padres Misionero s y de la Virgen del Rosario de Fátima. Días que

                                         serán de ajetreo continuo, pura todos aquéllos sobre los que ha recaido el trabajo de orgcmizar los m últi

                                         ples actos 'm isio n ale s que después. ti.urante dos semanas . m antendrán en vilo la atenció n 1] el e ntusiasmo

                                         de Vilafranca. Co n el deseo de ofrecer a 'n u es tr os lectores una visión desconocida de 'los magno ," acon teci-
r mientas inminentes, nos hemos entrevistado con un representante de algunas de las diversas Co m ision es,

                                         el cual há contestado amablemente a nuestras preguntas. Vamos, pues, a conocer la Misión al vivo , por

, dentro, a través de aquéllos.que hasta hoy la" han seguido más de cerca,

Con el Padre Terré, dii ector del grupo de misioneros que                  Un joven de 19 años. recién expatriado, al amabl e requeri-
   -actuarán ~n Vilafranca.                                            miento que le hace el Padre p ara que asista a la Misión, re spon-
                                                                       de delante de todos : «~O me espere a mí, yo nada qui ero s ab er
    -¿Padre, puede decirnos cómo se desenvuelve la obra                de relígíón.>

"d e las misiones populares en Cataluña?                               Sin embargo, aquella noch e, entre el aud itorio es tá ta mbién

-En 1920 el P. Pijoán, S. l., fundó el «Apostolado ~e Misio- el muchacho. Y así en los días siguie nt es. Al cua rt o o ía de Mi-

nes Parroquiales» en Cataluña, que tiene actualmente su Secre- aión, el joven dice al P. Mision ero: «P ad re , le pido perdón por
tariado en la-Casa Sacerdotal de Barcelona. La Junta se reúne lo del primer d ía: reconozco que estaba equivoc a do ; y pido per-

trimestralmente para acordar lo relativo a las campañas misio- dón también a quienes escandalicé con mis bu rl as de la relí-

• nales, propaganda, etc. Ya verán Vdes. difundidos por la ciu- gión.»
dad, carteles de propaganda de tipo popular a todo color. Ade-
                                                                       El último día de la Misión recibía con m ucho fervor los San-
más el Secretariado lleva publicado un manual sobre misiones, tos Sacramentos, el joven convertido.
titulado: <Instruccló i ceremonial per a organítzar les Missions
                                                                       La siguiente relación me la contó un joven milita nte de Ac- "

a Catalunya>.                                                          cíón Católica. Preguntó el joven a una 'o brera s i as istía a la

Para el próximo año tenemos en proyecto una Semana de Misión. «Si, desde el tercer día. Unas compañeras d e trabajo

Estudios Misionales a la que se invitará a las Ordenes Religio- me invitaron a ir para ver si me gustaba. » «¿Y le gus t ó?» «Me

sas especialmente dedicadas a esta obra de apostolado. Tendrá impresionó hondamente, porque aquello era todo lo contrario

un carácter puramente, regional, para fijar un plan único de de lo que yo pensaba de la vída.> «¿ Dis pu es ta entonces a em-

campaña.                                                               "p ren der un nuevo caminoi'> <Completamente díspuesta. s «¿No

-¿Quién solicita la Santa Misión?                                      tiene miedo de que le pase esta impresión?.. Me da miedo el am -

-Ordinariamente es el Sr.' Párroco quien la solicita, otras biente que nos rodea en las fábricas. Pero confio en lo q ue nos

el Sr. Obispo y en algunos casos llegan a solicitarla particula- ha dicho el P. Mísíonero : Dios ayuda a los que lucha n . ' "'¿Su.

res, a veces en disposiciones testamentarías.                          más inmediato propósito? «Ir a comulgar el domin go con t oda

, -¿Cuál es la tarea más agotadora del Padre misionero? devoción." Le pregunta finalmente el joven: «¿H ace mu cho tiern-
-Indudablemente a los' finales de la Santa Misión, al llegar o po que no ha recihido a Jesús Sacramentadu?» La joven enro-
las confesiones en que el P. Misionero, que empieza ya a sea- jece y duda: <Des d e la Primera Comunlón.»
                                                                       -¿Que opina Vd., Padre, de la coincidencia d e la Midón
.. tir sobre sí el cansancio de tantos días de esfuerzo y predicación
tiene que pasar catorce y quince horas diarias escuchando con- con la venida de la Imagen de Ntra. S ra . de Fá tima?
                                                                       -No cabe duda que la venida d e la Virgen d e Fátima seré
fesiones Y aconsejando a los penitentes.
                                                                       un motivo muy poderoso en favor d e la Misión . IYa verán uste -
    -¿Nota Vd. " Padre, un resurgimiento espiritual en el.             des con qué entusiasmo recibirá to da la vill a a su.Reina y Ma-
                                                                       dre la Virgen de FátimaJ, paseándola triun fa lm en t e en medio de
pueblo?                                                                preces, cánticos y aplausos, derramando Ella a su p aso por
    -Resurgimiento espiritual muy grande, por cierto, pero "Iu-        vuestras calles bendiciones y paz. La blanca Imagen de la Virgen
                                                                       peregrina, bajo cuyo patrocinio ha sido puesta la Misión d e Ví -
chamos con una situación dificil, creada por el actual estado          lafranca, recordará a los vilafraoqueses aquel suave mensaje a
social del mundo de la post-guerra. Resueltas estas dificultades.
la reacción del pueblo tiende al espiritualismo.

-¿Qué resultados positivos ha podido Vd. comprobar en los pastorcíllos del pequeño pueblo portugués implorando ora-

las misiones?                                                          ciones, mortificaciones y sacrificios para la s alv aci ón d e la

-No olvidemos que el mundo se ha convertido gracias a las humanidad.
. Misiones. La gracia de la Misión contiene en cierta manera to-
                                                                       Son muchísimas las almas piadosas que elev a n ya a la ce-
das las gracias. Para que éstas produzcan positivos resultados, lestial Señora sus más fer vientes oraciones para que la predica-
son esenciales dos elementos: la gracia de Dios que nunca fal- ción de la Santa Misi n que en breve predicaremos los Padres
ta y la constancia del pueblo en escuchar su voz.
                                                                       Misioneros en vuestra querida villa sea, por su intercesión y
El primer fruto de la Misión es la asistencia a la misma . En amparo, fructífera en gracias espirituales para todos los h abi-
el peor de los casos, siempre queda algo. El segundo , fruto lo tantes de la histórica villa de Vilafranca del Panadés.
constituye el número de confesiones. Pero el fruto efectivo V

definitivo, son los Sres. Párrocos quienes lo constatan a través       Con el Hvdo, José M." Juncá , Vieario.

;de este barómetro infalible que se llama perseverancia.                   Nos traslad amos al despacho parroquial de S anta María, y

    Son frutos .de la Santa Misión en los pueblos. el aumento de       una vez allí , nos permitimos interrumpir el trabajo de Mn . [un-

la asistencia a la Santa Misa los domingos, la disminución de          cá para solicitarle unas palabras.

la blasfemia, el olvido de pasadas discordias, y como conse-           -¿Mucho trabajo, Mosén?

cue ñcía, más espíritu de caridad.                                     -Sí, mucho. Pero, de todos modos bienven do Por alg o me

"*!":,':":! -Padre, ¿podría contarnos algún caso interesante en la     hice sacerdote.
                                                                           -¿Cómo respiran las Comisiones. de cara a la Misión?
historia de sus correrlas: misionales?
    - I;os PP. Misioneros podríamos contarle infinidad de casos        - Todas están realizando un trabajo admirable. Te aseguro

a e ñvers íon es . especialmente de jóvenes, que se movieron al        que más de una vez me ha servido de es t ím u lo y m e ha llenado

rrepentimiento en circunst ancías altamente emocionantes para          de admiración.

:J1UestI0 coraz6n de Padre.         .                                                                      ITermlna en l. pag ina 4061
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10