Page 1 -
P. 1

Acción Católica                                                               Acostúmbrate a no pensar en nada que

 sus              s u P L E ~ I E x Ton E L A S 11 o J .\ s r \ R n n 0 ti I \ 1. r '  no pudieras confesar francamente si te
 r la
           Vilafranca del Panadés, 7 de agosto de 1948                                 lo pregntaran.  Marco Aurelio
 en-                  A ñ o VIII - N ú m e r o 30

ega-     1Protestantes españoles?
 los
               El consuelo de la ligereza con que pequeños grupos de cató-             El pasado 29 de junio falleció en Subiaco (Aus-
 ex-     licos extranjeros se han sumado a la campaiia ant iespuiiola , a              tralia) el P. Emiliano. hijo de nuestra Villa y
hay      propósito del artificial problema del protestantismo en España,
         nos viene hoy de revista tan autorizada como «L a Civilitá Cattó-                 ex=maestro de la Escolania de ·Monlserral
os»,     lica», por la pluma documentada y serena del jesuíta Padre
         Cavalli.                                                                             Con casi el laconismo propio de los telégramas, la prensa
ieu-                                                                                   dió la noticia del fallecimiento de este vilafranqués, ocurrido
                Frente a las intolerables exigencias de esos pocos católicos           el pasado junio en el Hospital de San Juan de Dios d e la ciudad
) en     que nos reclaman más tolerancia, «L a Civilu á» encu entra que                de Subiaco, en Australia.
         aún hay un pequeiio resquicio de laxitud en la legislación esp a-
son      ñola, hasta acomodarse perfectamente al ideal marcado en el D e-                     El P. Erniliano (en el mundo , Ram ón Planas Rom eu) hab ía
 ar-     recho canónico; tanto, que si alguna observación tenemos que                   nacido, en 1874, en la casa núm. 32 de la call e de San Pedro
         hacer al autor no es para excusar nuestra dureza, sino pora jus-               de nuestra Villa. A los diez años -el 20 de julio de 1884- in-
1 de     tificar nuestra blandura. En efecto, podemos declarar que elte.r-              gresó en la Escolanía de Moutscrrat y el 6 de noviembre d e
zen-                                                                                    )889 en el I oviciado benedictino. Al año siguiente se le impu-
iiri-    to del artículo 6. o del Fuero de los Españoles, por tratar de                 so el nombre Emiliano, al recibir las ór den es simples, y trans-
lase                                                                                    curría el año 1899 cuando, en el mismo Santuario, cantó su
         materia religiosa y objeto de futuro concordato, [ué consultado                primera misa y fué nombrado Maestro de la famos ísima Esco-
 UIl-    con la competente autoridad eclesiástica, y la redacción verbal               . Ia nía de Nuestra Señora de i\lontserrat.
         se hizo en conjormidad con sus indicaciones y fué plenamente
sto,     aprobada por- ella.                                                                  Tres años despu és, embarcaba en Marsella con la Misión
 so-                                                                                    montserratense de Nueva Nurcia (Australia), -del departa-
               ¿Dónde están los protestantes españoles y cuántos son? Ya el             mento de Perdt-, que había sido fundada por el Abad mont-
111 y    autor del artículo vapulea en documentada nota la denominación                 serratense y Obispo, P. Salvador.
         de «Iglesia Evangélica Española », que lanzada al aire con brioso
 so-     manotazo, baja desencuadernada en Comités Alemanes, Iglesia                          En esta misión se estuvo hasta 1918, que junto con otros
         Prebisteriana irlandesa, American Board oj Commissioners,                      dos monjes fundó la Misión de Drysdale, situada a 600 kilóm e-
pa-      Misión Francesa del Alto Aragón y otras piezas igualmente na-                  tros más hacia el interior. En este inhóspito páramo permane-
         cionales ... en sus naciones respectivas.                                      ció cinco años, hasta ser destinado a la extensa y populosa PL-
del'
                Añadiremos algunos datos estadísticos, a nuestro juicio ilus-           rroquia de Southen Cross, centro de mu chos caseríos y alque-
IV y     tradores. Están tomados del Anuario Estadístico 1946-1947 y
 ca-     son, por lo tanto, los últimos a la mano.                                      rías destinadas al criadero de ganado lanar.
nto                                                                                           En febrero de 1934 pisaba nuevamente tierra espaiiolu,
                Los extranjeros que residen en España, con residencia defi-
ICU-     nitiva o transitoria, son 55.644. El número ma yor corresponde                 visitando algunas ciudades de Andalucía , Castilla y Arag ón,

lCla     a Portugal, con 8.148; Inglaterra, con 2.968 y Suiza, con 1.631.               para llegar a nuestra Villa él 4 de marzo. De su estancia entre
                                                                                        nosotros, a muchos les es grato recordar la interesante y docu-
~5la            Renunciando a contar la población venida de naciones con                mentadÍsima Conferencia que dió en la cAssociació Cat ólica ...
         mayoría cat álica, copiamos a continuación las cifras de ciuda-                ilustrada con numerosÍsimas proyecciones de los locales, escue-
ses-     danos de estados con m ayorla protestante. Pensando con lógica,
         deberán ser protestantes en una proporción que no distará mucho                                                                 (ContinÚA en la página 244)
 ero)    de la que con relación a los ca tólicos tienen en sus propios países:

'de,            Alemanes, 8.148; ingleses, 2.968; suizos, 1.631; norteameri-
         canos, 675; daneses, 221; suecos, 218; noruegos, 225; Países
Ir ía    Bajos, 246; Países Bálticos, 41. Total, 14.737, dejando cifras
         menores de otros países de escasa emigración a España. Yenton-
alt ,    ces, si la cifra de «comunicantes» o formalmente ligados a las
         sectas es del orden de los 6.000, como los protestantes quieren,
Pe-      no sólo no queda mucho espacio para los convertidos españoles,
         sino que habrá que concluir que gran parte de los mismos protes-
on-      tantes de origen es víctima de una frialdad poco de acuerdo con
!T a i-  el sol meridional )' con el ardor misionero que se dice consumirles.

~us­           Nada digamos de los pretendidos 20.000, que serían juntos

28,      los comunicantes con los curiosos que escuchan algún que otro
         sermón y están dispuestos a todo donativo. Los católicos '10 con-
con      tamos en nuestras filas a los pal5anos que frecuentan el dispensa-
         rio misionero y seguimos contando en nuestras filas a quienes
28,      bautizados en el catolicismo no han apostatado formalmente de
ech      él, aunque vayan a curiosear reuniones protestantes.

-~              Permítasenos, pues, seguir afirmando que los protestantes
         españoles no constituyen un problema jurídico ni religioso como
CA"      para replantear la legeslación escolar, la de comentarios, la de

-        cultos r la de prensa.

ml-
lado
.co-

inte
   1   2   3   4   5   6