Page 1 -
P. 1

Acción Católica                                                  Pedimos consejo, pero q ue re mos

              5UPLE)IENTO DE LAS II OIA S P A R R O Q U I A L E S     aprobación.

     Vilafranca del Panadés, 28 de febrero de 1948

                                          Año VIII - Número 9                                                   Colton

:0

s,

la

                                                   .,
~-   ¿ ué nos Ira e •

18

)?

1» El P. Guillermo Nadal, es un gran conocedor del corazón ñar a los otros. H ay muchas personas que al sentirse atacadas

     humano. Su edificante y laboriosa vida transcurre en contacto de algún dolor o enfermedad no se atreven a p resentarse ante el

     directo con hombres y jóvenes de toda condición social , edad y médico" p or miedo de que realmente descubra una dolencia verda-

)8 cultura. Su palabra encendida ha abierto surcos de luz en milla- dera. ¿Creen, acaso, estos enfermos, que la ig norancia de la exis-

~l   res y millares de almas de hombre. Sus oídos están acostumbra-   tencia del mal es mej or medicina que unyotra1.9tanmorioenqtoueméudniccoa?,ncSeri
     dos a toda clase de confi-

1- dencias, )'a que son innu-                                                                                   .está minando mi organis-

a merables los que buscan                                                                                       mo, ¿se curara, con mt

e la paz de sus conciencias                                                                                     igno rancia?
                                                                                                                      Cuentan del «pájaro
CICLO · DE CONFE RENCIASe en la dirección de este sa-
     cerdote ejemplar.                                                                                          bobo) que cuando se vé

Ji ¿Qué nos dirá el                                                     , pe rseguido por los caza-
e P. Nadal?
                                                   Sólo para HOMBRES y JOVENES                                  dores, esconde la cabeza

     Sencillamente: lo que                                                                                      dentro de la arena . / Po-

d    conviene a nuestro espíri-                    DEL 1 AL 6 DE MARZO, a cargo d .1 eminente o rador           brecito! Se cree salvado
     tu inquieto, agitado por                                                                                   p orque Iza perdido de vista

     tantas luchas, dificulta-                     P. GuillerDlO Nadal~ S . J.                                  a sus enemlgos.

1- des, sinsabores, tristezas                                                                                   No seamos niños.

     y maldades.                                                                                                Hemos de ser hombres, ló-

.,a        ¿Ácaso, lector am i-                    LUNES, DIA 1                                                 gicos y razonables. El
     go, disfrutas plenamente                                                                                   hombre inteligente se en-
e
                         de un bienestar defini-   El cepor qué» del ser y de las cosa s                        frenta consigo m is m o.
   s tivo?                                                                                                      Examina sus dudas, sus

,'-  ¿Por ventura tienes                           MART¡;S, DIA 2                                               inclinaciones; e s c u e h. a
                                                                                                                atentamente las voces in-
     resueltos los problemas y                     lBajeza o dignidad?                                          teriores; se dá cuenta de
     las dudas que surgen del                                                                                   sus afectos y pensamien-
                                                                                                                tos y no se pone en rela-
•,   fondo de tu corazón?                          MIÉRCOL¡;S, DIA 3

          ¿ Te has fijado en lo                    lDebilidad o rebeldía culpable?                              ción con los objetos exte-
     difícil que es el arte de                                                                                  riores sino después de

     gabernarse a sí mismo?                        JU¡;VES, DIA 4                                               haber consultado su razón

'. ¿Has penetrado en                               Justicia necesaria                                           y dado a su voluntad la
                      los secretos misteriosos de                                                               dirección conveniente.

o tu alma?                                         VIERN¡;S, DIA 5                                              Ante los g raves pro-

                            ¿Has considerado tus   Impresionantes realidades                                    blemas de la vida y de la
l- ímpetus violentos, tus vi-                                                                                   muerte, del tiempo y de

     cios, tus virtudes, tus ex-                   SÁBADO, DIA 6                                                la eternidad, ¿has toma-

     trnvlos?                                                                                                   do p osiciones firmes, se-

'•-  Sin duda brillará,                            la verdad y la luz                                           guras? ¿Prefieres vivir en

     más o menos, en el [ondo                                                                                   la duda, en la igno -

a    de tu ser una luz que te                      NOTA: Las Conferen cia s comenzarán a las ocho de la n oche  rancia?
     hace distinguir entre el                                  puntualmente, en la Basílica de Santa María.           No seamos niños, ni

a bien y el mal, sirviéndote                                                                                    «p áj aros bobos).

   - de guía en tus pasos y de                                                                                  El P . Guillermo Na-

     remordimiento en tus caídas. Los vendavales del mundo moderno dal, encenderá una antorcha llameante que con su resplandor

- amenazan el brillo de esta luz necesaria y salvodora. ¿ Se ha ex- iluminará tu vida y te mostrará sendas de bienaventuranza ,
     tinguido en ti? ¿Has cerrado los ojos para no ver lo que ella    N o tengas miedo. La verdad es luz y vida . El error y la

     te muestra?                                                      duda, tinieblas y muerte.

     Decía el gran fil6sofo Balmes, que el hombre emplea la hi-

     pocjesia para engañarse a si mismo, acaso más que para enga-
   1   2   3   4   5   6