Page 1 -
P. 1

1-          .,                                                                                               A ñ o V II - N Ú ID e r o 46
  S
          CCIOn
 a
 a                 SUPLEl\IE ' 1' 0 DE LAS HOJAS PAHHOQUIALES

OS     Vilafranca del Panadés, 15 de Noviembre de 1947

a-     ¡Somos cató                                                                                            o·nol

je           • Es obra de caridad más perfecta enseñar al ignorante, que             Muchos no han caído en la cuenta qu e la Iglesia, SI tuviera .
       socorrer necesidades materiales», Son palabras del gran Papa           potentes recursos económicos, podría establecer importantes cen-
,Jo                                                                           tros de influencia cristiana para la restauración del mundo.
       Pío X.
 v                                                                                   Es lamentable ver, como los enemigos de Dios, dedican im-
             Evidentemente hemos de ser compasivos ante la miseria ma-        ponentes sumas de dinero para sus campaiias de maldad, cómo
e-     terial que aflige a muchos de nuestros hermanos. La enfermedad,        se agitan jebrilmente a la conquista de prosélitos, cómo publican
y      la desgr.acia, la pobreza han de mover nuestro cristiano corazón.      libros, revistas, etc., y al mismo tiempo constatar que muchos
                                                                              católicos refunfuiian, se quejan si se solicita su donativo para el
la           Pero es incomprensible la conducta y la mentalidad errónea        Catecismo, para escuelas católicas, para obras de difusión del
       de algunas personas que no se conmueven ante la angustiosa             Reino de Dios.
le     miseria moral que, como una plaga [unestlsimo, azota la
       humanidad.                                                                    Luego, si el mundo se pierde 110 tenemos derecho a la lamen-
l-                                                                            .tacián .•Los catálicos tenemos el deber urgen te de ser generosos,
             Sabemos de católicos que dan con generosidad, cuando de          de abrir la mano y dar mucho. La Iglesia necesita para la sal-
a-     rem ediar necesidades corporales se trata y son tacaños J' escasos     vación de las almas.
       cuando se les piden socorros para las obras de apostolado cate-
y      quístico, obrero, escolar, etc. No han reflexionado sobre la enor-            El próximo domingo, día 23, es el día del donativo para el
       me trascendencia (le las mismas.                                        Catecismo. Seamos consecuentes. No te contentes con la limosna
 s                                                                            de aquel día. Suscribe un boletín de protector del Catecismo. Si
            1'/0 han.pensado quela ignorancia religiosa, como decía el        has recibido mucho, da mucho.
a
       mismo Pío X) es una de las principales causas de los males de la
jf'    época presente. filo saben que las enfermedades del espíritu son
       más funestas y de más trágicas consecuencias que las dolencias
a.     corporales. .

y          u diócesis .huér:fana                                                   i Cuánto temblor ansioso en las mieses de los campos religio-

la            Van entrando en sus diócesis los últimos Obispos nombrados      sos de España que esperan manos apostólicas para llenar de trigo
       en España. El fervor religioso de los recibimientos no ha podido       puro los graneros de Cristo! i Cuántos eriales aptos para rotura-
o      patentizarse más. Pueblos, villas, ciudades, han acudido en tro-       ción reclamando esforzados servidores del Padre celestial, qu e, al
       pel a los pies de los que llegaban en nombre del Señor para            decir de su Hijo, es el Agricultor!
IS     emp ez ar el diálogo del padre con los hijos al servicio y la gloria
       de la Iglesia y de Dios.                                                     Por cuantiosa que sea la cizaña sembrada, no podrá resultar
 1                                                                            escasa la cosecha donde, a pesar del exiguo número de operarios,
             Para esto ya estábamos acostumbrados en España. Lo insó-         no jalta en nigún campo el amo que dirija la labor.
1-     lito del caso es que en el suelo patrio no queda actualmente ni una
       silla episcopal sin ocupar. [Han sonado ya a fiesta mayor todos        El Sr. -O bispo en .
)-     los bronces de las Catedrales?
                                                                              Moja y Vilafranca
'S           Hacía más de un siglo que no se había dado esta feliz reali-
       dad. Y queremos decir aquí nuestra alegría.                               En medio de gran entusias-   Vilafranca, Gobernador Civil,
.e                                                                            mo y sana alegría, Moja escri-
í)           Porque. nada más triste que los hijos sin padre l' los rebaiios  bió el jueves pasado, una de    Diputación y Obras Pública,
       sin pastor. X no siempre los tiempos permiten llenar cumplida-         las páginas más gloriosas de
    ,  mente y con prontitud las orfandades espirituales. La 'volun-          su historia; un pueblo en masa  asisten a la Santa Iisa de ac-
       tad del Padre común y Pastor supremo que vela desde el Vatica-         se d sbor.da al magno recibi-   ción de gracias, celebrada po~
       no la grey universal se encuentra con frecuencia ante dificultades     miento del Excmo. Sr. Obispo    el Hvdo , Sr. Cura-Ecónomo e
       deSfavorables, que retrasan" cuando no imposibilitan, la pronta        de Barcelona, que acompaña-     la misma.
       instauración de un Jerarca que supla al que, por muerte o por
       traslado, deió s de (lacante.                                          do del M. 1. Sr. Deán del Pa-      Terminada la isa el Exce-
                                                                                                              lentísimo Sr. Obispo, diri gió
             Ha , para dic'lla de todos, han cambiado las cosas, y no         nadés, clero vecino, autorida-  a los oyentes una :v:ibrant pl.'-
                                                                              des locales y represen a iones  tica que fué cscu ada por to-
       existe ya diócesis de España sin su padre y pastor. ¿Es que se da      del Excmo. Ayuntamiento de      dos con extraor I aria emo-
                                                                                                              ción. Acto seguido, revestido
       en el mundo actual, -Y en naciones de cierta importancia, un caso

       parecido?
   1   2   3   4   5   6