Page 1 -
P. 1

• ,n               r                                  ca

                                                        ~a O

                                                        DE LAS HOJAS PAHHOfjUIALE S

.

.10

IS-

po

JI} Vilafran ca del Panadés, 12 de Septiembre de 1947                                                   A ñ o VII - N Ú ID e r o 37

to

p-

:le
:le FESTIV IDAD D E LA SEMANA

Un ideal de conquista3e

delas ll a g a s San Franciscons Así ha defendido el Papa en reciente discurso elideal de la
                          Acción Católica: «Un ideal de conquista, no meramente de

                         defensa- .                                                                 17 de Sep tiembre
a,
a - En la lucha apasionada por la salvación de las almas, una

Je lu cha sin choque de hierro , ni gritos de odio, una batalla en la

                         que el amor y la ora ción han de dar la victoria, hay qu e fijar,

10 como en todo com bate, los objetivos di versos a alcanzar, Cinco

                         objetivos, prin cipalm ente, h a seiialado el P apa a la actividad de
:1- sus p acíficas m esn adas. Veámos los:

r- Cultura religiosa. Esponta p f!n sar en la ignorancia en que

 ]-

                         viven cen tena res y millares de herm an os nuestros . En la in mensa

,0

                         muyoria, ésta es la causa de su in credulida d. So bre nosot ros, los

     segla res, recae la resp onsabilidad de in struirles en la fe . Los
le

                         brazos de los il/ in istros del Seriar 110 bastan para tanta s gavillas .
1-

                         i Que un día n o tengamos qu e in clinar la fr en te por nu estra indi-

10 fe rencia, p or nuestra cu lp able ina ctividad!
le
         Santificar el domingo . El domingo no puede ser el día de
,n
     S atanás. Es preciso volver a dar al domingo ese tono de descanso,

     de r flex ión , de reunión j éliz en el seno de la fumiliay sobre to do

)-   de  o'TJa  c,·ón.     Es  el  día  d el  S eiior.  Y a Él hay qu e en trega rlo sin

}-        ,             .
     egOlsm os n reservas.

         Salvació n de la fa iLia cristiana . Para que nuest ras pidas,

     íntimamen te en la z adas a la s de los seres atn ados , en cuentren en

     éstos los estím u los m ás eficaces para la san tidad, romo en la

     Sa nta Casa de No z aret .

         Justicia social L a Iglesia ha seiui ludo el com ino, Dice el

     Pap a : e La distribu ci án que deb éis y parla que ten éis que lu char,

o es p or una distribu ción m ás just a de la riqueza . Este es )" conti-

                 mía sien do el pun to cen tra l de la doctrina sociut ca tó lica •. r

r aria de : «L a Iglesia se aporre a la acumulación de estos bienes en

IS manos de un os pocos, mientras qu e g ra ndes m asas del pueblo
1- están con den adas al hambre ya /IT/(/S con diciones económ icas que

     no se m erecen los seres humanos _.

a        Lealtad y franqueza en las relaciones de unos con los                                      Hetuh lo de San Jor"se .v de lu Presentuci óu de la Virge n, de Vilafranca .

e    otros. En u mundo en que la mentira recibe el nombre de pro-                                   E n un co nve nto de franciscano es natural encontrar este

     paganda y al embustero se le llama hábil político, (!TI que los tem a qu e el arte y la devoción ita lianas prodigaron . En n uestro
     tratos hechos entre los hombres se rompen tranquilamente por
     con ven ien cias de lucro Il oportunismo persona~, es p reciso defender retabl o dicha esce na -estigmatización de San Francisco- toma
     y levantar bien alta la bandera de la lealtad y de la fr anqueza. la forma definiti va q ue Giotto estableci ó en la Iglesia de Asís,
     Ello corresponde en prim er término a los miembros de Acción o se a : el Santo rodilla en t ierra, las manos formando cruz con

     Católica con su ejemplo y su influencia en la opinión pública.                                 el cuerpo y reci biendo los rayos qu e brotan de un serafín . Al

         y resumiendo los cinco puntos señalados como objetivo a los punto se ab ren en sus manos, pies )' cos tado la s llagas que le

     fieles , podemos decir con S. S. el Papa: -'En realidad la A . C. hici eron imagen viva de Cristo crucificado.

     sig n ifica algo n ás que una mera cohesión de fieles ca tó licos. Su                                El serafín - n o el mismo Cri sto, com o fr ecuentemente se             -
                                                                                                    veía en las pinturas italiana del tr e cientos y cuatrocientos-e
     último fin es volver: a ganar lo que se ha perdido y a ~anzar ha cia                           apa rece crucificado, de 10 cual el cjcmplo más antiguo es del
     nuevas ca q, istas, To deb emos desc ansar contentos hasta qu e                                siglo XIII .

     aq,uellos lomb. e h!TI das trabajllao nes quienes través de                                          Es ta esce na franc iscaua es una dc las mejores dcl retablo,

     hechos desgraciados se han alejado de Cristo y de la. Iglesia ,                                y es d e un a gra n oportunidad Sil publicaci ón en esta semana en

     vuelvan a encontrar otra vez el buen camino ).                                                 que la Igl ia ce lebra este prodigio para que los corazones de
                                                                                                    los fiel es se enc ie udan en amor a Cri to crucificado.
           El objetiv.o última y los diversos objeti vos parciales están se-
     ñalaitó.s N o podemos aleg ar ignorancia. Qu e cada uno , 'Pues,
     car.gue con la ante d tarea-que le corresponda.
   1   2   3   4   5   6