Page 8 -
P. 8

- 136-

    NYIC, .o- ee ~e                                                                          después a Barcelona y estudié en Lonja; estuve cuatro años en París ~
                                                                                             colaboré en el • Patufet 8, a través de cual, según VeO, conoció wted al-

                          S e ha ce lebrado la últim a M i-                                  gunas de mis anteriores producciones.
                                                                                                     -Recuerdo muy bien sus dibujos y p~esílU humorísticas. Porque
                       sa en S anta M a rí a y la S al a d e
                       Exposiciones del M ureo, ocu pndu                                     tumbién era usted p,oeta. La poesía titulada' .Contra la grip& y otra en

.r,l por los dibujos de N ri c, se lle na a                                                  la que sé satirizaba el bachillerato, eran graciosísima.t. ¿Le han premiado

 i reb osar. Es N y ic IIn aglldo cult iva-                                                  alguna de sus poesías? .

                do r del humor ismo r en sus dibu-                                                -Participe; en unos «J uegos Floraleu humorí~ticos y gané la _ Flor

                       jos h e mo s v i.to reflejada a q uella                               Naturaln con mi poesía ~ Un cas bonic8.         ,,
                       m erecida sim patía que goz6 el po-
                       pular ~rat ufet& h a ce u nos lustros,                                -Si ganó la ~Flor Natural& y junto cou la ~Flor~ algún premio, .
                       cua n do este d ibuja nte figuraba en
                       la lista de sus excelentes col abo r a-                               el caso séría para luted más que bonito.
                       dores.
                                                                                             -No tanto, pues en vez de una «fl o rll , recibí una «col:.- de las lla-
                                N os lanzamos a su e ncuent ro
                                                                                             madas «pota de bou e ,            .             ..

                                                                                             -Por lo que Vl"O, estarían más de humor los señores del Jurado

                                                                                             que los mismos participantes.                                .

                                                                                             -Con todo, la ' broma acabó bien y en al'ull de la coh encontré

    y es loca lizado a l fin e n u ua sala .                                                 700 pesetas;

,.  inmed iata a la d e Exposic iones, d o nd e ha instalado por unas hora s su              -¿Cuáles sou, a su modo de ver, las principa~es características que

    estudio. Está sa ca n d o parti da d e un a imp o r tant e ,' na l' ia " qu e Sil propie- distinguen a sus dibujos?                                                   d

,'  tario quie re lega r a la posteridad en fo rma de so nrosa da a Clla rel 'l . D es-      -Habrán observado que mucllO' de ellos h .. n sido pintallos sobre           s

I                                                                                                                                                                         n

    p iJe N yic a 1 11 últim:> cli ente y an tes de ce rrar d epartimos unos m0":len- papel "d' empaperar " aprovechando y sacando partido dé las diferentes              ti

    tos con ~1.                                                                              tonalidades. Es un original procedimiento que me truje de Francia. Tam-      [,
                                                                                                                                                                           b
    -Selior.. . ¿supongo q ue su ve rdade ro no mbre no se r á N y ic?                       bién les caracteriza el hecho de que las figuras aparezcan generalmente
                                                                                                                                                                           tI
    - No; V il ella , Juan Vil ell a , a u nq ue en r ealidad so y más conociJo sin ojos. Los ojos reflejan IIn ltIundo in~erior; un pensamiento, IIn alma ...
                                                                                                                                                                          V,
    por el. primero.      .                                                                  y por eso he prescindido de ellos. Mi.. figuras no piensan, ' hacen reir
                                                                                                                                                                           b
    - ¿A rtista n a cido en fan.o ilia de art istas?                                         o , al menos, este es el fin que persigo al dibujarlas. Me·-limito a pin-
                                                                                                                                                                           Tll
    - Na da d e eso. Art ista n a ci do en fa milia de panaderos.                            lar e uinots» .                                 L'
                                                                                                                                                                           e
    -No est á mal. ¿Y dej ó el horno por el dibujo?                                          -Su. dibujos reflejan, señoe N yic, un verdadero -e.~tado .le ánimo.          s

    - Sí, seño r; d ejé la o p as tera& por el arte. Cl aro q"e no se preveía .              -Son uua traduc~i6n exacta .Ie mi carácter.' .M i r o la vida de la           zn

    . ,.en to n ces lo. qu.e l.aLía de . su ced er, porque d e ser así se me parte hasta la manera que Jebe .m ir a rse : .co n op!imis!Do;  :.. . : :..                  o-

    v ocación arltsltca.                                                                     -¿Y dijo usted que tiene 38 años, es casado, con prole 'y ejerce de

    - No hay pa ra menos, señ or N y ic. Un h orno le hllbiese Jada mu- maestro en el vecino pueblo . de..J,u Gornal?

    cho más que la caricatura . Y, ¿pC?r qué d esertó d el ofi cio?                          -s-Si, señor; esa es la verdad y aceptaré que alguien sea igualmente

    - S iem p re tuv e a fici ón a e mb o r r ona r pa peles, y difer,-ntes crrcuu s- feJi::; pero dudo que naJie pueda superarme en este aspecto ..

    ta n cias fa vorecie r o n d e.~pu és m i e n t ra da d e ll eno e n el mundo del arte.  -Pues que Dios le conserve el o p tim is mo, la felicid ,d y el buen

    De Torres Ferrer, el fam oso a cua re l ista, q ue pasa b a el v e r a no en San humor, señor N ric o

    Q llirico de Besara, mi puebl o n at al , r ecibí las primeras lecciones; bajé                                                               CEL-LARIS

    Lo s accidentes -d e l trabajo represe n,ta n:

                          PARA EL OBRERO

                                          pérdida de parte de su salario,
                                          quebranto de su salud,
                                          tristezas y tal vez luto para. los suyos.

                          PARA LA EMPRESA
                                          trastornos en el trabajo,
                                          gastos improductivos ocasionados por el propio accidente.

                          PARA LA ECONOMIA NACIONAL
                                          disminución de la capacidad efectiva de la mano de obra nacional.

                          y POR ENCIMA DE TODO
                                          sufrimientos y pérdidas de vidas humanas.

                                                                                l - -- - - - - - .....--.,,..,.-----------...

                             La compe nsació n de tantas anomalías y perjuicios, y la tranquilidad ante la responsabilidad de las
                                                                      Empresas, se evita, confiando los Seguros a

                             Mutua de SegurQs del Panadés

                             -: - ,l1oJ                              VI                      F R ~'¡
   3   4   5   6   7   8