Page 2 -
P. 2

Libros prohibidos                                        ITINERARIO DE YILAFRANCA

            El Excelentísimo y Reveren-     PLAZA DE S A N J U A N
         dísimo Señor Obispo de Barce-
         lona. cumpliendo los deberes         Esta plaza, que despierta        románico arte —no exento de
         pasiorales que le impone el De-    todas las maOanas con la al-       gótico— de la iglesia de San
         recho Canónico y que han sido      garabía del mercado para dor-      Juan, que tiene en la sencilla
         con toda urgencia recordados       mirse, ya cerrada la noche, en     elegancia de sus líneas su mis-
         por la Sagrada Congregación        el silencio de unos sillares his-  ma magnificencia.
         del Sanio Oficio, ha procedido,    tóricos, sabe de los más varia-
         por Decreto de 12 de Abril úl-     dos matices, tanto en el orden       Pasad de noche, cuando todo
         timo, a prohibir los libros que    espiritual como en el material.    duerme y sólo el guiño de la
         a continuación se describen,                                          esfera del reloj del Ayunta-
         fundamentandodetalladamente          Pasad por esta plaza con el      miento os denunciará el tiem-
                                            alba que trae, siempre, la pro-    po que corremos, y paraos a
         su decisión.                       mesa de un día feliz, y la halla-  soñar despiertos en la plaza de
                                            réis en el preludio traiinero      un desconocido víllorio, donde
            Por la mucha extensión del      del bullir que tendrá su calzada   la fuente canta (por algo ha-
         Decreto, reproducimos única-       cuando se abran los ojos de las    bréis abierto el grifo de la que
         mente la lista de los libros pro-  ventanas de las casas.             hay) eternamente las bellezas
         hibidos, seguida de un resumen                                        perennes y donde, por debajo
         dellas razones que, serena y          Pasad, h o r a s más tarde,     de los arcos que invitan a las
         concienzudamente, le han ser-      cuando el colorido —sin metá-      confidencias, paséanse los ena-
         vido de fundamento:                fora— múltiple de las múlti-       morados, que callan para no
                                            ples verduras se os ofrezca cau-   interrumpir al silencio que di-
            Stefan Zweig: «La lucha con-    tivador, y se os contagiará el     ce del amor a lo bello, del a-
         tra el demonio». Cuarta edición,   saludable nerviosismo de los       mor a la vida y del amor al
         —Editorial Apolo. Barcelona,       mercaderes en contratación.        Creador que nos ha regalado,
         1940._ Por su espíritu fuerte-                                        para gozar con ellos, la Vida,
         mente ántirreligioso y p o r          Pasad, en la hora soñolienta    lo Bello y el Amor.
         constituir una apología del sui-   de la tarde, y paraos a contem-
         cidio, este libro merece prohi-    plar y admirar las bellezas del                                           SOLITARIO
         birse, por higiene mental psí-
         quica, como productor de des-      Maucci. Barcelona.                 tido de la tierra». El autor pro-
         equilibrio espiritual, sobre todo                                     fesa el agnosticismo más radi-
         en la juventud, como lo prueba        «Más allá del bien y del mal».  cal; su ateismo es absoluto y
          u n lamentable caso acaecido      Editorial Aguilar. Madrid, 1932    no paliado, combate con saña
          enjBarcelona.                                                        toda moral, blasfema de conti-
                                               «La voluntad de dominio]í>.     nuo contra la Iglesia Católica;
         Daniel       : «Nietzsche».        Editorial Aguilar. Madrid. 1932    se expresa con frecuencia con-
                                                                               tra el matrimonio y la procrea-
         Ediciones La Nave.— Madrid            «Filosofía general». Editorial  ción. Todas las demás óbrasde
                                            Aguilar. Madrid, 1932.             este autor pueden considerarse
         1942.— Presenta esta biografía                                        como igualmente reprobables.
                                               «Aurora», «Crepúsculo de los
         las enormidades y locuras de       dioses», «EeceHomo». Editorial        Porlo expuesto, (dos mencio-
                                            Aguilar. Madrid, 1932.             nados libios no podrán ser de
         Nietzche con simpatía, como                                           nuevo editados, NI RETENI-
                                               Su contenido es la conocida     DOS, NI VENDIDOS, NI VER-
         algo grande, heroico, y llega a    teoria de la «moral individuar     TIDOS a otra lengua, n i de
                                            lista aristocrática», que, por la  cualquier manera propagados
         llamarle sauto, estableciendo      «voluntad del poder», ha de        o difundidos. » ( Canon 198,
                                            culminar en el «superhombre»,      t. 1.)
         comparaciones blasfemas con        en el hombre que viva «más
                                            allá del Bien y del Mal», es de-                                          C.
         los dolores de Nuestro Soñor       cir, más allá de la moral cris-
                                            tiana, dado por entero al «sen-
         Jesucristo.

            Federico Me¿zsc/ie;c(Asthabl6
         Zarathustra». Versión espaftolá
         de H. C . GrauQh . Editorial

hhk  f
     .!
i^
   1   2   3   4