Page 1 -
P. 1

cAccion atoiica                                                                  ¿Has cumplido ya con t u deber de                  '
       SUPLEMENTO DE LAS HOJAS PARROQUIALES NÚM. 1 6 6                           c r i s t i a n o , y sientes la satisfacción de
        VILAFRANCA DEL PANADÉS, 6 DE AGOSTO DE 1 9 4 4
                                                                                               haber contribuido a la
                                                                                      L I M O S N A DEL PAPA?

C^CLÌltO U Striti ^^^^^ ^^^^ " "                                                 cuando  laels sagbaer- y el ingenio con ta educación y
u y ^iLLt                                    ciACCION CATOLICA»
                                                                                          la cortesía.

ven la luz pública, llevan ya dada mucha guerra a su ¡oven Redac-                        Saca de los hombres que conozcas y

ción que, con esfuerzo las gesta y mádura ilusionada. Algo de ello                       de tus amigos una relación de los blas-

han apreciado ya nuestros lectores.                                                      femos, Y         luego si entre ellos en-

Nos movemos, esperando superarnos más, porque estamos dis-                               cuentras a los hombres más fieles, no-

puestos, también, a exigirnos más de nosotros mismos. Queremos                           bles e inteligentes de nuestra villa. Si

lograr para nuestro Boletín el rangó de un órgano cabal del Catoli-                      eres fiel a la verdad, convendrás conmi-
                                                                                                                                                          »

                                                                                         go que estas cualidades,  características

cismo militante en Vilafranca, vinculo espiritual en las familias                        del hombre digno de llamarse así, bri~

cristianas y apostólica vanguardia de Cristo en el Penedés. Pero un                      lian en los blasfemos por su ausencia.

apóstol auténtico: de faz sonriente y agradable.                                                          **

Entre manos nos traemos lograr ilustres colaboradores. Miguel

Melendres, entre otros^ nos ha prometido también su colaboración^                        Es hora y a de que, a la luz de la

y nos dice:                                                                              razón, se convenzan esos muchachos y

                                                                                         sus entrenadores que la palabra soez no

       «Celebrò vuestro esfuerzo tn pro del mejoramiento de vuestro                      es más que el medio para poder expre^
Boletín. Conviène que las publicaciones católicas, como la vuestra,
sean cada día más y mejores,y>                                                           sarse el que carece de formas más no-

       En ello estamos empeñados y, porque sabemos que no trabaja-                       bles Y elevadas; que la blasfemia, sien-^
más por una causa baladiy presentimos la eficacia con que Dios ben-
decirá nuestros trabajos.                                                                do una ofensa a Dios, indica también

                                                                                         de^adación moral y que la grosería, en

                                                                                         el fondo, no es más que el fruto de un

                                                                                         alma atrofiada,

                                                                                         ¿De qué le sirve al atleta la fuerza

    DEPORTE                                  ENFERMO                                     de sus bien formados bíceps, si no es

     D$ agradahle espectáculo cali^camos                                                 capaz con ella de dominar su lengua,
 a primera vista el que nos Lrindan gru'
pos Je jóvenes obreros que se divierten^                                                 apareciendo al público como una bestia
practicando el deporte, después del f r a -
 hajo de la jornada. No es difícil trope-    Atiende, joven que me lees. Tú, que         de bella estampa aullando como salvaje?
zar con ellos, al atardecer, en el campo
de fútlol y en los terrenos lindantes        a lo mejor formas parte de algiín equipo    ¿Por qué gastar toda la enerva ju-
con el Velódromo, Costumbre liiffénica
Y saludable, recomendable incluso desde      juvenil Y que seguramente por simple cu-    venil para educar solamente al cuerpo,
0at$ punto de Vista.
                                             riosidad has cogido este periódico mien-    dejando el espíritu abandonado?  ¿No
     Sin embargo, si nos detenemos un
poco para seguir las incidencias del par-    tras esperas el turno en la barbería,       sería Jríejor que, junto con la educación
 tido, presto cambiaremos de opinión: La
blasfemia y la palabra soez se mezclan       ¿podrías decirme por qué íay que            física, se practicara la gimnasia de la
incesantemente con las mejores jugadas,
embruteciendo el noble juego, enrare-        mezclar el deporte y la blasfemia?  No      voluntad para lograr armonizar el com-
ciendo el ambiente y haciendo que el es-
pectador reanude su camino con la faz        ves que el primero ennoblece y la otra      plejo de alma y cuerpo?
dolorida, preocupado,,,Áhora ya no en-
contramos agradable el espectáculo, sino     embrutece? Yo, francamente, no veo la       Nos. gusta el deporte bien entendido:
triste, desolqdor»,»
                                             necesidad de revolcarse en el cieno para    cuando es solaz del cuerpo y del espí-

                                             jugar a fútbol, ¿Es que se pretende con     ritu. Pero no podemos considerar de-

                                             tales vocablos —si es que merecen tal       porte sano a los juegos que van mez-

                                             nombre-^ aparentar ser más hombre y         clados con vocablos que lo embrutecen,

                                             más fuerte? Si así opinas, aun te com-      que lo manchan y mucho menos si estas

                                             padezco más. Aparte de que el hecho         injurias las profieren los mismos juga^

                                             mismo de acudir a recursos tan bajos        dores.

                                             para manifestarse, es y a prueba de cor-    Y conste que al publicar estas líneas

                                             tedad intelectual, me indica que tienes     no lo hago para defender los principios

                                             completamente equivocado el concepto de     cristianos solamente, sino también en

                                             hombre. Lee la vida de los grandes ge-      pro de aquellas otras normas que la

                                             nios, de los maestros de la civilioación,   moral pública prescribe.

                                             de los inventores 'cuyos descubrimientos    Deporte sí, pero deporte noble.

                                             admiras, y verás que van siempre unidos                               LLAC
   1   2   3   4