Page 1 -
P. 1

Acción Católica

   ^SUPLEMENTO DE LAS HOJAS PARROQüIAI.ES -NÚM. 8 5 - VILAFRANCA DEL PANADÉS, 2 5 DE DICIEMBRE DE 1 9 4 2

NAV

           El linaje humano estaha perdido. Perdidos los derechos  hebreos; no, Ihno ¿c gloria p poder terrenal; no, en suntuo-
    al cielo por nuestros primeros padres y, corrompido el homhr»  so Y rico palacio; no, ostentando una corona...
   por el vicio los .
   placeres, apremiaba                                             A^ftííS^C^        Nació pobre; en
   una solución,.. El                                                            un establo por pala-
   Infinito Ámor esta"                                                           cio; en un pesebre
   ha dispuesto a per-                                                         • por cuna y envuelto
   donar Y perdonaba^                                                            en pobres pañales,
  pero la divina justi-                                                         I Qué bellos ejem-
   cia ^exigid, al mis-                                                         plos de humildad y
   mo tiempo, una jus-                                                          amori
   ta retrihución; y
   siendo la ofe ns a                                                               Y el mundo
  incita, infinita de-                                                          católico celebra
  lía ser dicha satis»                                                          aquella memorable
  facción; pero el Aotti-                                                       fecJi del nacimien-
  ir«, ser mortal e                                                             to de Jesús, princi-
  imperfecto, era inca-                                                         pio de nuestra re-
  pax de satisfacer la                                                          dención, cada año
  divina justicia. No                                                          por Navidad,
  hahia solución hu-
  mana posible,                                                                     Y cada año,
                                                                                vuelve a nacer Je^
         Pero, la Sa-                                                           sús en nuestros co-
  biduría de Aquél a                                                            razones; y cada año
 quien nada se le                                                              revive en nuestras
 oculta, halló una                                                              almas el recuerdo dé
 solución, quizá la                                                            aquel feliz día, el
 única con la cual                                                             más grande para el
 quedaban plena-                                                               humano linaje.
 mente satisfechos el
 Amor y la^ Justicia                                                                                                           C, M E R C A D E R
 de Dios, «Et Ver*                                                                                                          Dicíeml)!« ^940,
 bum caro factum
 es:t et habitabit in                                                                                                          NOTA: Cada
 nobis», Y el Verbo                                                                                                         año, al llegar Na-
Se hi£0 carne y ha-                                                                                                        vidad , nuestro
 bitó entre nosotros»                                                                                                       Centro recordeirá
iQué bello ejemplo                                                                                                         con honda pena al
del Amor y de la                                                                                                           entusiasta apóstol
Sabiduría de DiosI                                                                                                         de la piedad p a u -
                                                                                                                           lar navideña, Car-
        Y Dios pre-                                                                                                        los Mercader. Aún
paró la venida de su                                                                                                       después de su
divino Hijo preser-                                                                                                        muerte, hoy cola«
vando a una dulce                                                                                                          bora Carlos en este
y pura doncella, María, del pecado de origen, y el Espíritu                                                                numero dedicado a
divino, la llenó de Gracia, Y de esta doncella, nació Jesús,                                                               Navidad con este
                                                                                                                           trabajo escolar, que
       Y vino el Salvador, pero no como lo esperaban los           hace unos días encontraron sus familiares, confimdido entre

                                                                   sus papeles. Por el confenido y por su autor, las líneas qu3

                                                                   preceden» tienen, pue», un sentido doblemente aleccionador
   1   2   3   4   5   6